sintesis_informativa

Efectos de la devaluación en el sector vitivinícola

1-Atraso cambiario

Para medir el nivel de competitividad del país con respecto a una canasta de monedas de los socios comerciales más importantes debe analizarse la evolución del Tipo de Cambio Real Multilateral (TRM). Un aumento del mismo se traduce en una depreciación real que implica que los bienes argentinos se hacen relativamente más baratos. Una caída refleja una apreciación real indicando que los bienes argentinos se hacen relativamente más caros.

Es importante notar que los precios utilizados en el Índice de Tipo de Cambio Multilateral real oficial (ITCRM) corresponden al cociente entre el IPC de los socios comerciales y el IPC (INDEC) de Argentina, con lo cual es probable que se esté sobreestimando el verdadero valor del índice, y con ello la competitividad del país.

Para analizar la competitividad del sector vitivinícola se construyeron tres indicadores de tipo de cambio real que difieren en los socios comerciales que se incluyen en cada caso, y se los compararon con el ITCRM que calcula el BCRA. Estos indicadores se construyeron teniendo en cuenta los principales destinos de las exportaciones del país y en particular de vinos y mosto. En el caso del TCR general los socios comerciales considerados son la Zona del Euro, Brasil, Estados Unidos y China. Para el TCR del vino los socios son Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y Brasil y para el TCR del mosto los socios considerados son Estados Unidos, Japón y Canadá. Estos destinos representan alrededor del 80% de las exportaciones. Otra diferencia importante con el cálculo oficial radica en índice de precio considerado. En particular, estos índices utilizan como medida de los precios domésticos al deflactor implícito del consumo agregado relevado por el INDEC, del cual se deduce una tasa de variación de precios mayor a la tasa de inflación según IPC.

A partir del gráfico se advierte con mayor claridad que Argentina ha perdido paulatinamente competitividad según nuestros índices, ya que los mismos muestran una tendencia decreciente diferente a la tendencia exhibida por el ITCRM. Este comportamiento es más notorio a partir del año 2009. Sin embargo, a mitad de 2013 la tendencia empieza a revertirse producto de pequeñas devaluaciones, produciéndose a principios de 2014 la mayor alza del índice, por la fuerte devaluación experimentada en enero.

Descargar documento completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *