ACOVI en jornada de asociativismo y maquinaria agrícola

ACOVI en jornada de asociativismo y maquinaria agrícola

El viernes 26 de junio, la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR) organizó una jornada sobre Mecanización, Cosecha Asistida, Pequeña Producción y Empresas de Servicio en San Rafael. Tanto ACOVI como las cooperativas fueron invitadas a exponer sus experiencias en el auditorio de la Universidad Tecnológica Nacional de San Rafael donde se desarrolló el encuentro.

El Ing. Daniel Massi, del área técnica de ACOVI, realizó una presentación sobre la importancia del asociativismo para alcanzar escala que permita adquirir tecnología adecuada y organizar los servicios que la producción primaria requiere. “Fue una presentación teórica sobre las empresas de servicio: por qué son necesarias, cómo surgen, la posible forma de organizarlas, cómo sería su  modo de operación y cómo responden con llevar tecnología a la pequeña producción en los viñedos, que hoy en día es un problema porque la tecnología está asociada a las economías de escala y es lo que nosotros no tenemos”, explicó Massi.

La otra parte de la jornada consistió en una exposición de experiencias en cosecha asistida, mecanización y empresas de servicio. “Fue muy interesante porque fueron realizadas por los propios actores (productores), lo que dio lugar a mucho debate y opinión de la mayoría de la audiencia que también eran productores oriundos de San Rafael y Gral. Alvear”, añadió.

 

Las principales exposiciones fueron de cooperativas. El ingeniero contó: “Estamos avanzando con varias cooperativas con cosecha asistida a través de un subsidio y los resultados han sido muy promisorios y la gente está muy contenta. Esperamos sumar a más cooperativas y productores”.

Sin embargo, el tiempo apremia. “Para que esto sea posible, son muchos los mecanismos que hay que movilizar, sobre todo relacionados con los comportamientos y el convencimiento. Por eso es importante empezar con suficiente antelación para ir programando la próxima cosecha. Si no, no vamos a llegar, ya que no se trata solo de instrumentar nuevos métodos de cosecha, sino que también hay que tener los reglamentos de cosecha, el plan de ingreso de materia prima, prever la logística, definir la capacidad industrial del establecimiento adecuadamente para ver cuanta uva se recepta por día… son varios componentes de todo el proyecto que hay que ir ajustando de acá al año que viene”, explicó Massi.

“Esto involucra tanto a la dirigencia de las cooperativas que debe tomar las decisiones como al personal técnico: ingenieros agrónomos y enólogos”, finalizó.

DESTACADAS