Auspicioso anuncio del proyecto de ley de títulos vitivinícolas

Auspicioso anuncio del proyecto de ley de títulos vitivinícolas

Así se refirió Carlos Iannizzotto, gerente de ACOVI, respecto al proyecto presentado en el Congreso Nacional por el diputado nacional Luis Borsani, de UCR Mendoza, ex presidente del Instituto Nacional de Vitivinicultura.

«El anuncio del proyecto de ley de los TIVI nos parece muy auspicioso porque responde a un reclamo del sector cooperativo conjuntamente con el resto de las entidades vitivinícolas», expresó el dirigente cooperativista. «Consideramos que es una medida oportuna debido a la falta de fondos genuinos para poder sacar este sobrestock», añadió.

A su vez, agregó que «ya le transmitimos esta iniciativa al ministro nacional Ricard Buryaile y al ministro provincial Enrique Vaquié. Probablemente el sector vitivinícola vuelva a entrevistarse durante esta semana con el ministro nacional para darle mas fuerza al impulso de este título, porque necesita un apoyo nacional de fondos. Es muy importante tanto el apoyo de la Nación como de la Provincia para que salga».

Sin embargo, aclaró que «este título es para la coyuntura, para llegar a la cosecha con un precio mas tonificado y es una herramienta de emergencia.  Lo fundamental es que el productor reciba un mejor precio  y creo que este titulo va a servir para lograrlo».

En qué consiste 

Por su parte, el diputado nacional Luis Borsani, explicó:“El proyecto faculta al Poder Ejecutivo a adquirir un volumen de vino de hasta doscientos millones de litros (200.000.000 l), a un precio mínimo que resulte de aplicar un incremento del 50% al precio de venta del vino blanco escurrido de traslado que registre la Bolsa de Comercio de Mendoza S.A (precio promedio ponderado del conjunto de operaciones financiadas). El vino deberá tener el grado alcohólico fijado por el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), para los despachos al consumo en 2015”.

“Los tenedores de los títulos podrán destinarlos a Cancelación de deudas con el Estado como: Impuesto a las Ganancias, Impuesto al Valor Agregado (IVA) e Impuesto a los Bienes Personales,  cuya recaudación se encuentra a cargo de la AFIP; capital, intereses y multas vencidas al 30 de diciembre del 2014. Los títulos, serán recibidos en pago al último valor ajustado, o a su valor nominal, según cual resulte mayor. Además se podrá negociarlos en el mercado correspondiente o cancelar deudas con el Banco de la Nación Argentina, el que quedará facultado para la recepción de los títulos por pagos de deudas de todo origen, los que serán recibidos al valor que convengan las partes”.

“En el año 2014, un error en el pronóstico de cosecha de uva hizo que la pauta diversificadora acordada dicho año, por la cual se destina un porcentaje de la cosecha a la elaboración de jugo de uva (Acuerdo Mendoza – San Juan), fuese la más baja de los últimos catorce años: esto significa que entre 2001 y 2013, por acuerdo de los Gobiernos de Mendoza y San Juan, en promedio, el 27% de la producción de uva de ambas provincias debió destinarse a la elaboración de jugo de uva, mientras que en 2014 el acuerdo fue del 18%”, destacó Borsani.

“Esta incorrecta aplicación de la política de diversificación  generó un excedente de vinos de aproximadamente doscientos millones de litros, los cuales a la fecha pesan sobre las existencias vínicas, y presionan a la baja los precios de todos los tipos de vinos -blancos, rosados, tintos, genéricos y varietales- puesto que la correlación de precios entre ellos es prácticamente lineal”, señaló Borsani y agregó: “prueba de ello son los valores registrados por la Bolsa de Comercio de Mendoza y publicados por el Observatorio Vitivinícola Argentino, los que indican que el precio promedio ponderado conjunto de vinos sin indicación de variedad del mes de junio de 2014 fue de 2,85  pesos por litro de vino, mientras que en el mes de octubre de 2015 fue de 2,82  pesos por litro, es decir una caída nominal de 1%, valor que a su vez si se compara con los índices inflacionarios, oficial y privados, hace aún más crítica la situación de los tenedores de vino, muchos de ellos pequeños y medianos productores”.

DESTACADAS