Cámaras Vitícolas se oponen a la creación de un fondo para equilibrar stocks vínicos

Cámaras Vitícolas se oponen a la creación de un fondo para equilibrar stocks vínicos

La Federación de Cámaras Vitícolas de la República Argentina criticó con dureza al gobierno Provincial y al Instituto Nacional de Vitinicultura (INV) por la propuesta de crear un fideicomiso para equilibrar el stock de vino y compensar el bajo precio recibido por los productores. 
A través de un comunicado de prensa, la entidad se mostró a favor de que se concreten medidas para resolver los problemas de competitividad y de sobrestock vínico, pero rechazó la solución que quiere implementar el INV.
En su momento, el Instituto propuso la creación de un fondo de estabilización de stocks para recaudar unos $ 200 millones. Ese valor se convertiría en un aporte al productor de uva genérica y, al mismo tiempo, retendría volúmenes de vino. Así se disminuirían los excedentes y se restringiría la oferta, provocando un aumento de precios de vino en el mercado de traslado. 
La misma iniciativa había sido anunciada por el gobernador Francisco Pérez en la Vendimia 2014, pero no se implementó hasta hoy.
Entre diferentes opciones que baraja el Gobierno para financiar el fondo, la que suena con mayor fuerza es la del cobro de un impuesto a la cadena comercial. 
Objeción al impuesto
La oposición de la Federación de Cámaras Vitícolas a la creación del fondo de estabilización de stock se centra, en parte, sobre el mecanismo de financiación que propone el Estado. En su comunicado, la entidad manifestó que “no está de acuerdo con intervencionismos financiados a través de impuestos a la cadena vitivinícola”.
Al explicar esta postura, desde la Federación opinaron que, “de llevarse a cabo esta imposición a través de un nuevo impuesto, se perjudicará la comercialización de vinos en todos sus segmentos a través de un inmediato traslado de este costo por parte de las cadenas de supermercados”. 
El escrito de la entidad destaca, además, que “la vitivinicultura cuenta con herramientas, como el acuerdo Mendoza-San Juan, que aplicados técnicamente y no políticamente, equilibran el mercado de vinos y mostos ante situaciones de desajustes en la oferta y la demanda”.
Por último, la Federación acusó al Gobierno de “actuar sobre las consecuencias y no sobre las causas del problema, generando otro perjuicio a productores y tenedores de vinos”.
En esta línea y para resumir la postura que mantiene, la entidad resumió que “no están de acuerdo con generar un nuevo impuesto que genere fondos que serán administrados de manera discrecional” pero sí están de acuerdo con “un INV que fiscalice cuestiones técnicas”.
El comunicado fue firmado por siete de las ocho entidades que conforman a la Federación de Cámaras Vitícolas de la República Argentina. Se trata de la Cámara de Comercio, Industria, Agricultura y Ganadería de General Alvear, la Cámara Empresaria de Rivadavia;, la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Tunuyán, la Sociedad Rural del Valle de Uco, la Cámara de Agricultura, Industria, Comercio y Ganadera del Valle de Tupungato, la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas de Argentina (Acovi) y la Cámara de Comercio, Industria y Agropecuaria de San Rafael Mendoza.
Fuente: Diario Los Andes – 28/08/15

DESTACADAS