Cambios tecnológicos y organizacionales para modernizar la producción primaria

Cambios tecnológicos y organizacionales para modernizar la producción primaria

Maximiliano Batistella, coordinador del área de investigación de la Experimental INTA San Juan y Raul Novello, del área de Economía también de la Experimental del INTA San Juan, participaron de la reunión de Asistentes Técnicos de Acovi del mes de Julio realizada en la Enoteca, en la Ciudad de Mendoza.

“Vinimos a hacer una propuesta de modernización del sector primario vitivinícola con cambios tecnológicos y organizacionales para que se pueda lograr mayor rentabilidad y competitividad”, señalaron.

“Se trata de incorporar mayor tecnología en los sistemas de conducción de los cultivos y en mecanización”, explicó Batistella. “Es un modelo de producción diferente al tradicional. Adquirir esa tecnología tiene ciertas complicaciones, por eso debe ir acompañado de una nueva organización del sector productivo”, añadió.

Para el técnico, el gran desafío es que los pequeños productores puedan acceder a esta tecnología de sistemas de conducción y a la mecanización integral del cultivo. “Creemos que con una nueva organización del trabajo es posible que pueda acceder gran parte del 85% de los productores vitivinícolas argentinos que tienen menos de 15 hectáreas”.

Además, los técnicos destacaron que la solución de los productores no es individual. “Aquellos productores que crean que van a poder resolver en forma individual sus problemas de rentabilidad, estarán muy complicados. Justamente por eso proponemos una organización del sector productivo de manera conjunta. De esa manera, sí podrán acceder de manera más sencilla a ciertas tecnologías que de forma individual no pueden”, agregó Batistella.

“Los cambios organizativos a los que nos referimos son, por ejemplo, que los productores no tienen que tener el tractor de ellos, los implementos de ellos, sino que pueden contratar servicios o prestadores que les provean de esa tecnología”, aclaró Novello.

A su vez, consideró que es fundamental una política de desarrollo agrícola que acompañe con la presencia del Estado esta propuesta de nueva organización del sector. “Ya sea desde el financiamiento, acceso de nuevas tecnologías, facilitar o modificar cuestiones institucionales que son trabas… todo eso corresponde al desarrollo de una política agrícola”, resumió.

Por último, los técnicos destacaron la mayor ventaja y facilidad para aquellos productores que ya son parte del sistema cooperativo “justamente porque los nuclea y les permite pensar en conjunto”.

DESTACADAS