Charla sobre «Autoridad y Límites en la Familia» para el personal de Fecovita

Charla sobre «Autoridad y Límites en la Familia» para el personal de Fecovita

En el marco de su Programa Cooperativismo Familiarmente Responsable, el sábado 27 de septiembre Fecovita ofreció una capacitación a su staff dirigida a padres y madres.

La misma se realizó en la Bodega Centenario y estuvo a cargo de Iris Luchesi de Diez, orientadora familiar por el Instituto de Ciencias de la Familia de Mendoza y por la Universidad Austral de Buenos Aires, y presidente de la Fundación Nuestros Cimientos, con una extensa experiencia en Orientación Familiar y charlas en Escuelas para Padres.

El objetivo de estas acciones de Fecovita es brindar a los padres una ayuda adecuada para la educación de sus hijos, tal como expresó el gerente de Recursos Humanos de la empresa, Pablo González, al inicio de la jornada. A su vez, brindaron unas palabras de bienvenida la orientadora María Elena Luna de Gómez Centurión y Laura Barta, a cargo de la organización por parte de Fecovita.

“Entre los temas más solicitados por los mismos padres está el de la Autoridad y Límites, porque actualmente los padres ven con más dificultad el ejercicio de su autoridad. Al menos, más que cuando sus padres los educaban a ellos”, señaló la expositora.

“La autoridad se va ejerciendo de maneras diferentes de acuerdo a las edades, con lo cual la capacitación que brindamos se adapta de acuerdo a las edades de los niños. La charla consiste primero en una definición de lo que es la autoridad, en que ámbitos cuesta más o cuesta menos, por qué cuesta que los chicos obedezcan, cual es la razón por la que a veces nuestra forma de transmitir conocimientos o ordenes no es buena”, describió la orientadora.

“Otra cosa que cuesta saber es si los chicos se sienten más motivados por un castigo o un premio, entonces aclaramos que acciones son mas efectivas para lograr el ejercicio adecuado de la autoridad”, añadió.

“Finalmente, la intención es que ellos se vallan de esta charla con la convicción de que no hay educación sin autoridad. Es un tema básico: si los padres no saben ejercer su autoridad, no van a poder transmitir los valores y virtudes que quieren. Entonces les ayudamos para que se vayan con herramientas bien concretas de cómo tener y ejercer la autoridad. Además, fomentamos a los padres a aportar y enriquecer. Todos los padres saben mucho de educación porque el amor los hace especialistas. Así todos nos enriquecemos con los aportes de otros”, concluyó.

DESTACADAS