Comenzó la cosecha con las nuevas maquinarias

Comenzó la cosecha con las nuevas maquinarias

En una de las fincas en Gustavo André, en Lavalle, perteneciente a la Cooperativa Norte Lavallino, la vendimia comenzó su camino en este 2017. De la mano de las 3 nuevas cosechadoras adquiridas por Fecovita, los operarios y supervisores comenzaron la cosecha el pasado jueves 26 de enero.

«Ha sido un día muy productivo. Hemos tenido problemas con algunas partes de la maquina pero hemos aprendido a solucionarlos rápidamente y sin inconvenientes», detalló el Ing. Enrique Zanaboni, responsable de la Cosecha Mecánica de Fecovita. «El plan del día es terminar esta finca de tres hectáreas y hacer una más de tres», agregó.

En números, son 9 operarios en total, 3 por máquina, más dos supervisores que acompañan el andar de la máquina en la cosecha. A lo largo del día, que comenzó minutos después de las 6, los supervisores evaluaron y midieron los tiempos, reacción de los operarios, calidad de la cosecha y de la uva al pasar la máquina por le viñedo y la cantidad cosechada.

En este sentido, las máquinas se adaptaron a los viñedos, a la altura del espaldero y fueron fundamentales los espacios en la finca para el giro de la máquina.

Hay que tener en cuenta que previamente a esta cosecha se realizaron intensas jornadas de capacitación -a cargo de técnicos especialistas de la empresa fabricante y comercializadora de los equipos- para que los operarios conocieran los detalles del funcionamiento y  todas las características referidas a la seguridad, a fin de garantizar el uso óptimo de los mismos.

La tecnificación es la clave para el futuro

Asi lo declaró el Presidente de Fecovita, Eduardo Sancho, quien además afirmó que «Es un gran aporte al pequeño productor de 8 o 10 hectáreas que no va a poder lograrlo por los altos costos. Desde el sistema cooperativo se ha conseguido la compra de las máquinas. Será un proceso de trabajo en los viñedos en esta cosecha, en todos los oasis de Mendoza para que los productores puedan cosechar y reducir sus costos en forma importante. Es un paso trascendental en el asociativismo de Argentina”, remarcó Sancho.

Además, agregó que con estas máquinas obtenidas, Fecovita persigue el objetivo de “reducir los costos al productor, mejorar los sistemas de riego, cambiar e innovar en tecnología, en otras palabras, que el productor vitivinícola dé los primeros pasos para aumentar rendimientos y mejorar la calidad de sus productos. Es otro paso importante que damos en la cosecha con la compra de estas máquinas nuevas».

Las máquinas para la cosecha mecanizada se incorporan a la “Unidad de Servicio a las Cooperativas” de FECOVITA que brinda apoyo constante, a través de un equipo de ingenieros y técnicos, a las cooperativas y productores en las áreas específicas de Enología, Agro, Gestión y Calidad.

DESTACADAS