Día Nacional del Mutualismo

Día Nacional del Mutualismo

Compartimos un Interesante “reportaje”    realizado por el Contador  Domingo Godoy  (*)  

(*)   Domingo Godoy es  Profesor de Economía (UM  y UNC). Especializado en Economía Social en el país y el extranjero. Ex Director y Asesor del INAES. Promotor y asesor de mutuales y cooperativas en Mendoza y en el país.

ENTREVISTA EXCLUSIVA AL GRAL. BELGRANO A RAÍZ DEL DÍA DEL MUTUALISMO

Cont. DOMINGO R. GODOY

Especialista en Economía Social

Este sábado se conmemora en nuestro país el Día Nacional del Mutualismo. Fue declarado por Dto. N° 22.946 de septiembre de 1.945. Por ese motivo, le propongo al lector un imaginario escenario en el que nos vemos beneficiados, en este 2.020, por el sorpresivo encuentro con el General Manuel Belgrano en su estadía en la Provincia de Mendoza. Aprovechamos para entrevistarlo en forma exclusiva, suscitándose de esta manera el siguiente diálogo reflexivo:

PERIODISTA: GENERAL. ¿QUE NOS PUEDE DECIR DE ESTE DÍA DEL MUTUALISMO ARGENTINO 2.020 QUE SE AVECINA?

Gral. Belgrano. Lo que le puedo decir, es que me llena de alegría que la acción solidaria institucionalizada ahora como “mutual” se recuerde y se festeje. Que sean reconocidas cada una de las instituciones solidarias, la federaciones y confederaciones, como así también los organismos estatales y su gente, que regulan o promueven la economía solidaria en lo mutual y el órgano nacional que controla y organiza. Es muy bueno que se conmemore y aproveche para emular esas acciones positivas tantas veces olvidadas o ignoradas.

P. ¿PERO, ¿QUÉ LE VE DE ESPECIAL A ESTE DÍA?

Gral. B. Es el reconocimiento formal a nuestros amigos, que en las mutuales de todo el país trabajan día a día por el bien de sus asociados y de la comunidad; pero ello también me obliga a recordarle que ¡esto no es nuevo! Hay que aprovechar la “conmemoración” para acordarse de las numerosas acciones solidarias de los antepasados.

En tanto el hombre es hombre, débil y racional, la solidaridad ha SIDO NECESARIA y HA IDO DE SU MANO, porque el acto solidario, enaltece a quien lo practica y beneficia a quien lo recibe.

Como sabemos, la solidaridad -una de las primeras bases del mutualismo- se practica desde siempre. En Argentina, la festividad se realizaba, desde el año  ́36 por iniciativa de la Asociación Obrera de Socorros Mutuos, según consta en la Asociación Italiana de Mutualidades. En el  ́45 se instituyó formalmente por decreto para las mutuales y es así como ahora lo festejaremos.

Pero –como si eso fuera poco- no puedo dejar de destacar que se reafirmó el respaldo a lo económico social recientemente, al ser reconocido el DÍA DE LA SOLIDARIDAD, fijado por Dto.982/98 en conmemoración, nada menos que al nacimiento de la SANTA MADRE TERESA DE CALCUTA, el 26 de agosto.

P. ¿UD. NOS PUEDE HACER RECORDAR ALGUNAS ACCIONES SOLIDARIAS QUE LE HAYAN IMPACTADO O EN LAS QUE UD. HA PARTICIPADO DE IMPORTANCIA EN NUESTRO PAÍS?

Gral. B. Mire amigo, debemos recordar que la solidaridad fundamentalmente significa e implica hacerse sólido, fuerte. Fortalecerse por el apoyo de otro y el que ayuda a otro también se fortalece…LA AYUDA PUEDE SER DE DIFERENTES FORMAS. NO SOLO MATERIAL. MUCHAS VECES ES MORAL, ESPIRITUAL… EJEMPLAR.

Así, quizás una de las acciones solidarias que más me llamó la atención, fue la del ÉXODO JUJEÑO. El Éxodo no solo les brindó la visión de seguridad a los pobladores ante un inminente ataque, sino que les suministró la envergadura unitiva de pueblo, de fortaleza por la adhesión ante la adversidad, de movimiento conjunto por un problema común y por un futuro común mejor. La acción fue de grandeza, no de cobardía o miedo. Abandonar ¡la totalidad de lo propio! en función de un bien común.

También, en las circunstancias cruentas, en las acciones limites, en las batallas y en las guerras renace la SOLIDARIDAD, cuando (a riesgo propio) se curan a los heridos entre los mismos soldados; las enfermeras y médicos les dan apoyo e higiene; les hidratan; los abrigan; les suministran la mas de las veces escasos medicamentos, etc. Esas acciones eran propias de las monjitas y las voluntarias.

Acuérdese que en aquellos tiempos todavía no existía la CRUZ ROJA. pero les puede llamar la atención ¡que lo hiciéramos con los propios enemigos! Respetar su derecho a retirar sus heridos o sus muertos o bien, cuando entre todos, enterrábamos a los muertos.

Pero eso no es todo…he visto la solidaridad en acción positiva, al ser unitiva. Es decir, he visto que la ayuda mutua también soporta la FORTALEZA LA UNIDAD ANTE LA DIVERSIDAD. La unidad solidifica. Por eso pensamos en una UNIDAD DE LENGUA para armonizar y ordenar la acción común de los habitantes en la zona de litoral allá por el 1.800. Cuando creamos UNA BANDERA, propusimos un SÍMBOLO para consolidar amor y entrega ante diferentes emblemas que confundían. Cuando dimos UN UNIFORME les indicamos cuales eran amigos y cuales enemigos. Cuando proclamamos GENERALA A LA VIRGEN le dimos una mística única al combatiente y una protección inigualable de fidelidad y credibilidad sobrenatural. ¡Pensamos en ese presente y en el futuro!

P. ESO DEBIÓ LLEVARLE MUCHO TIEMPO A UD. Y SU GENTE. PENSAR, DISEÑAR, HACER…SON MUCHOS AÑOS DE ESFUERZO.

Gral. B. Ud. está dando en el clavo mi amigo. Sepa que mi vida fue corta. Nací en 1.770 y vivir 50 años. Le he dado a esta Patria poca vida, pero TODA e INTENSA. Vale decir que desde que tuve uso de razón, me volqué al SERVICIO. Busqué ayudar, y fortalecer el bien común. Creo que ese es el sentir del dirigente (de ayer y de hoy) y espero que sea el estilo del dirigente mutual y de cualquier entidad intermedia.

Es una oportunidad en las que, el servicio al bien común, el servicio a los demás, la acción mutual, las acciones de las entidades intermedias son un HONOR y rescatan LA NOBLEZA humana. Esa es la actitud del dirigente. Es una actitud de vigilia, de tensa preocupación sobre lo que se debe hacer o lo que falta hacer. De cierta “disconformidad”, PERMANENTE, con las cosas como están.

P. PERO, SEÑOR ¡HAY QUE TRABAJAR PARA EL COMERCIO Y LA ECONOMÍA, GENERAL! UD. DEBERÍA PENSAR O HABER PENSADO EN SU FUTURO PERSONAL SU BIENESTAR. SU PADRE ERA UN PROMINENTE COMERCIANTE.

CON TODO RESPETO, ¡UD. DEBERÍA RECONOCER ESA PROFESIÓN, SINO EJERCERLA!

Gral. B. Yo soy abogado y licenciado por profesión, devenido economista. Periodista y diplomático como ejercicio publico esporádicamente, pero mi vida ha sido la de militar. Aprendí a serlo y vivirlo como tal. Reconozco la necesidad de la industria, pero mi idea es la de no “someterse pasivamente a los dictados del mercado, (sino a) la preocupación por crear trabajo y transformar la educación,…”1 Denosto el egoísmo mercantilista ya que “…el comerciante no conoce más patria, ni más rey, ni más religión que su interés propio; cuanto trabaja, sea bajo el aspecto que lo presente, no tiene otro objeto, ni otra mira …”2

Y respecto a los que reciben regalos (prebendas) por su función pública, le voy a comentar algo que dije en su momento: “nada hay más despreciable para el hombre de bien, para el verdadero patriota que merece la confianza de sus conciudadanos en el manejo de los negocios públicos, que el dinero o las riquezas…; he creído de mi honor y de los deseos que me inflaman por la prosperidad de la patria, destinar los expresados cuarenta mil pesos para la dotación de cuatro escuelas públicas de primeras letras. No (les) debe sorprender (esto). Ya había renunciado (antes) al sueldo como miembro de la Junta. …”

P. ENTONCES. UD. ¿TRATÓ DE SER UN EJEMPLO?

Gral. B. Le digo, señor periodista, que “la de los hombres públicos, sea cual fuere, debe siempre presentarse, o para que sirva de ejemplo que se imite, o de una lección que retraiga de incidir en sus defectos. Se ha dicho, y dicho muy bien, “que el estudio de lo pasado enseña cómo debe manejarse el hombre en lo presente y porvenir” Yo emprendo escribir mi vida pública … con el objeto que sea útil a mis paisanos… porque el único premio a que aspiro por todos mis trabajos, después de lo que espero de la misericordia del Todopoderoso, es conservar el buen nombre… Y le recuerdo que “en los primeros momentos en que tuve la suerte de encontrar hombres amantes al bien público que me manifestaron sus útiles ideas, se apoderó de mí el deseo de propender cuanto pudiese al provecho general,… dirigiéndolos particularmente a favor de la patria”.

P. ¿QUE LES CABE AL MUTUALISMO Y A LO DIRIGENTES MUTUALISTAS EN EL DÍA DE HOY?

Gral. B. Lo importante, a mi manera de ver, es que este espíritu de ayuda reciproca prospere, se difunda y PERMANEZCA. Como dice San Pablo, decir la verdad “oportuna o inoportunamente”.

. Así obran los que quieren cambiar para bien. La

Madre Teresa, un ejemplo en eso. ¡Un pequeño gran huracán!

Pero son pocos y el bien que se hace, siempre es escaso. Toda la población debe moverse ante estas circunstancias con GENEROSIDAD, pero no solo con sus propias cosas, bienes o dineros. Pueden, como lo son muchos, ser generosos con su tiempo. Darle a otra persona, dedicación en tiempo es dar la vida por el otro. La mutual es una herramienta muy útil para ejercitar esto.

P. ¿HA VISTO EN ESTA CIRCUNSTANCIAS PANDÉMICAS, BUENOS EJEMPLOS?

Gral. B. Muchísimos. Mutuales que han focalizado sus “reglamentos” en la ayuda a los más necesitados, a la alimentación y la salud. Gran acción de lo mutual, pero no debemos descartar a la innumerable cantidad de habitantes (y muchos en situaciones económicas “estrechas”) que se han movido y se mueven para realizar: donaciones de mascarillas y guantes; condonación de alquileres; médicos, enfermeros y psicólogos que ofrecen servicios gratuitos; plataformas solidarias; cartas de apoyo a pacientes con coronavirus; apoyos docentes a escolares necesitados.

Apoyo espiritual permanente por parte de los sacerdotes y monjas. Voluntariado en los hospitales, donaciones de sangre y plasma. Armado y atención de merenderos, comedores escolares, comedores comunitarios-barriales. Buscar y donar abrigos, calzados. Ayudar, alentar y acompañar ancianos; hacer tramites o compras para los incapacitados; montar cadenas de oración; ofrecer sacrificios espirituales o materiales en beneficio espiritual o material de otros; desarrollos de viviendas sociales…

Esto me hace mantener la fe en este país.

P. EN MENDOZA, HA CONOCIDO EJEMPLOS DE SOLIDARIDAD?

Gral. B. Recuerde, joven, que no soy de esta provincia, pero el bien trasciende las fronteras y el tiempo. He conocido personalmente la entrega de mis amigos Tomás Godoy Cruz y Fray Luis Beltrán, por ejemplo. Mendocinos comprometidos con lo socio-económico de la provincia, los he sentido nombrar a Civit; Don Santos Totera de Godoy Cruz y el Cura de Arce; el Dr. Notti, excelente medico pediatra; don Carlos Magni, férreo promotor del cooperativismo y en el Sur a Miguel Soler. Más actuales el Padre Contreras o el Dr. Abel Albino.

He sentido hablar, pero he perdido los nombres, de cientos de mujeres, niñas y varones que día a día entregan su vida en merenderos, o comedores comunitarios.

En Mendoza y en todo el país y el mundo. Digno es recordar por lo menos sus acciones.

P. SIN EMBARGO HAY ENVIDIAS, RENCORES, MEZQUINDADES…PARECE QUE NUNCA SE VAN A SOLUCIONAR.

Gral. B. Estimado paisano, he sentido hablar de “la grieta”. Siempre estuvo y sino pregúntele a San Martín, a mí mismo, a Rosas y a otros. Siempre va a estar, porque viene desde ADAN y EVA, desde CAIN y ABEL. Pero, no se distraiga con la mala noticia cotidiana. POR MAS QUE PAREZCA PERMANENTE, es fugaz en los tiempos de la HISTORIA. Vea con alegría y esperanza, el futuro de esta Provincia, de nuestro país y del mundo.

Le doy una primicia (o se la hago recordar), a Ud. y a los lectores… AL FINAL,

EL BIEN TRIUNFARÁ.

DESTACADAS