El faltante de gasoil repercute en la producción vitivinícola

El faltante de gasoil repercute en la producción vitivinícola

Desde ACOVI se viene poniendo en alarma hace más de 2 meses sobre el problema del acceso al gasoil para el sector productivo. En una economía con los niveles de inflación vigentes se desacomodan los precios relativos de forma que las diferencias entre precios mayoristas y minoristas y, el desacople internacional junto a su tendencia que define los planes de producción a largo plazo se ven afectados.

En el actual contexto internacional de precios de los principales productos energéticos en alza la Argentina no se encuentra estratégicamente exportando los productos que posee en el rubro energético sino todo lo contrario, importando gas, gasoil a los elevados precios y con un problema de abastecimiento interno. Esto funciona como un block out del aparato productivo general, de los fletes que vinculan los canales de abastecimiento de insumos a las industrias como la vitivinícola y rompiendo los vasos comunicantes en los distintos eslabones de la cadena productiva.

En materia de gas no tiene funcionando el gasoducto de Vaca Muerta para conectar con el sistema central y aliviar los problemas de disponibilidad. Hoy también importa gas, siendo que podría autoabastecerse y hasta exportar en momentos de baja demanda.

La Argentina importa alrededor de 30% del total de gasoil que consume. En los países limítrofes el precio del litro de gasoil es de USD 1,152 lo que representa al dólar blue unos 232,704 pesos por litro y hoy está a $113,40 en Argentina, si alguno tiene la suerte de conseguirlo. El problema es que a ese precio no hay.

El Brent, la cotización internacional del barril de petróleo que se toma de referencia en el país, se disparó a US$123. Sin embargo, en el mercado doméstico, los precios del surtidor reflejan un valor del barril de alrededor de US$65. Semejante desfasaje a las puertas de una nueva temporada de vacaciones de invierno, con el considerable aumento de la demanda de combustible, dejará al sector productivo parado.

Respecto a la falta de gasoil, el subgerente de la entidad, Nicolás Vicchi remarcó «Las medidas de importación de combustibles son una situación de emergencia y no puede el sector productivo producir en emergencias todo el tiempo. El problema no es sólo el aumento de los precios sino ya los problemas de abastecimiento del combustible» además, agregó « Un freno en plena recuperación post pandemia no hace otra cosa que agravar la situación del país» finalizó.

DESTACADAS