Enfático rechazo al pedido de Bodegas de Argentina de descongelar solamente el precio de los vinos varietales

Enfático rechazo al pedido de Bodegas de Argentina de descongelar solamente el precio de los vinos varietales

Las entidades abajo firmantes vemos con preocupación que una cámara gremial como Bodegas de Argentina ante la difícil situación que atraviesa nuestro país donde nos exige un compromiso institucional y dirigencial a la altura de las circunstancias en vistas a contribuir al bien común de nuestro sector, se arrogue la representación de toda la industria elevando al gobierno nacional la propuesta de liberar del congelamiento de precios a vinos embotellados varietales y mantener sin actualizar los vinos de mesa.

En tal sentido queremos expresar nuestro enfático rechazo a este pedido que busca dividir a la industria vitivinícola de acuerdo a la clase social de quienes lo consumen (expresiones utilizadas como “la clase media y media baja”), estigmatizando el consumo y aprovechando la situación de emergencia sanitaria que vive nuestro país para generar, en forma de oportunismo nunca visto en nuestra actividad, la pretensión de salvar a unos en perjuicio de otros.

Esto se fundamenta en datos errados con intencionalidad manifiesta a la hora de expresar que los vinos de consumo corriente son el 45 % del consumo nacional. Dato incorrecto fácilmente de constatar ya que este tipo de vinos representan el 75 % del volumen total.

Este tipo de actitudes no es nueva, las constantes operaciones de prensa, en particular los medios nacionales, anunciando volúmenes de cosecha similares a las de la cosecha 2019; sumando a la campaña para desacreditar las cifras de despacho del INV aduciendo números a la baja con el objetivo especulativo de seguir generando sobre stock a fin de tender a disminuir y pisar el precio de uvas y vinos.

Todo esto expresa una obvia intención de impedir que el precio que se paga al productor suba a niveles acordes a la disminución de la cosecha y por el contrario pretende continuar agravando la difícil situación que vienen atravesando en los últimos años. Cualquier medida contraria a la reactivación del precio profundizará el abandono de viñedos, desaparición de productores y familias en las zonas rurales junto con la pérdida de puestos de trabajo donde nuestra actividad emplea a más de 350.000 personas de forma directa e indirectamente.

Entendemos que estas acciones son proclives a concentrar la actividad en pocos actores ignorando la riqueza que tenemos como es la diversidad y representatividad de toda la cadena vitivinícola. Tratar de mejorar la rentabilidad, obteniéndola de la renta del pequeño productor no parece ser la manera de tener un proyecto común.

Nuestra postura cree y tiene fundamentos para pedir el descongelamiento del vino en el mercado interno de tal manera de dar la posibilidad de llevar adelante los nuevos precios del vino en el mercado de traslado de manera progresiva con el fin de mejorar los ingresos de nuestros productores sin generar un impacto directo al bolsillo del consumidor.

A la presente se adjuntan los estudios que justifican esta visión integradora basada en estadísticas oficiales y privadas que muestran claramente la necesidad de reflejar en el mercado consumidor las nuevas condiciones a partir de la cosecha 2020.

  • ASOCIACIÓN DE COOPERATIVAS VITIVINÍCOLAS DE LA REPÚBLICA ARGENTINA (ACOVI)
  • CÁMARA VITIVINÍCOLA DE SAN JUAN
  • UNIÓN VITIVINÍCOLA ARGENTINA
  • ASOCIACIÓN DE VIÑATEROS DE MENDOZA
  • CÁMARA DE EMPRESARIOS DE RIVADAVIA
  • CONSORCIO DE PRODUCTORES Y BODEGAS DE CATAMARCA
  • PRODUCTORES VITÍCOLAS DE LA PROVINCIA DE SAN JUAN
  • CÁMARA DE COMERCIO E INDUSTRIA DE SAN RAFAEL

El observatorio cooperativo de ACOVI da fundamentación a esta posición

En los últimos dos años el precio de los vinos comunes en góndola se ha incrementado menos que la canasta comprendida por el conjunto de bebidas en general. Particularmente, mientras que cervezas se han incrementado un 100% en los últimos 2 años, los vinos comunes lo hicieron en un 49,5%, muy por debajo de la inflación acumulada para el mismo periodo. Aun comparando con los vinos finos, los comunes se incrementaron en menor cuantía (los vinos finos se incrementaron un 56,2% en los últimos dos años).

Adicionalmente, se destaca que durante 2019 los vinos comunes fueron la bebida que menor incremento registró (18,5%), mientras que la cerveza lo hizo en un 50,2% y los vinos finos lo hicieron en un 29,3%.

Por otro lado, se debe hacer mención a la compleja situación que atraviesa el productor primario vitivinícola. Mientras sus costos de producción se han incrementado en los últimos años, sus ingresos hasta mediados de 2019 mostraban una tendencia a la baja. En este sentido, se puede mencionar que el precio del vino tinto genérico cayó un 35% entre diciembre de 2017 y mayo de 2019, mientras que el vino blanco genérico disminuyó un 9% en el mismo periodo. No obstante, en la segunda mitad de 2019 y principios de 2020 se observa una recomposición de precio del vino en términos nominales.

Fuente: Observatorio ACOVI en base a BCM y referentes del sector.

Cuando se analiza la evolución de los precios ante la presencia de inflación, se destaca que el precio del vino genérico se encuentra en términos reales, en niveles cercanos a los de fines de 2015 y principios de 2016.

Fuente: Observatorio ACOVI en base a BCM y referentes del sector.

Lo expresado plantea un escenario en el que los ingresos del productor cada vez le rinden menos y sus costos se incrementan constantemente, lo cual teniendo en cuenta que desde mediados de 2018 el productor no logra cubrir sus costos, se configura una situación insostenible ante la imposibilidad de incrementar la producción por restricciones tanto presupuestarias como naturales en relación a la emergencia hídrica que atraviesa la provincia.

Se estima que a marzo de 2020, un productor de vino tinto genérico con un rendimiento de 150 quintales por hectárea debería recibir casi $19 por litro para equilibrar sus cuentas, es decir, un incremento de 57% respecto al precio de mercado. En el caso de un productor de vino blanco genérico con un rendimiento de 200 quintales por hectárea, se estima que debería cobrar $15,35 por litro para igualar sus costos de producción anuales, lo cual representa un aumento de 28% respecto al precio de mercado actual.

 Fuente: Observatorio ACOVI en base a BCM.

Un mercado de vinos con precios por debajo de lo requerido para equilibrar las cuentas del productor primario, dado principalmente por un stock de vinos existente que supera la demanda, propició que durante el 2019 tanto el mercado interno como externo crecieran a costa de menores precios pagados al productor. Esta situación si bien permitió contrarrestar en cierta medida los excedentes vínicos existentes, complicó aún más la situación del productor primario.

Dichos incrementos en los despachos de vinos en el último año, sumado a estimaciones de cosecha que muestran una merma de entre 20% y 25% respecto a 2019, fruto también de la compleja situación de costos del productor y la falta de agua, genera presión al alza en el precio de mercado beneficiando al productor primario.

En este sentido, creemos que la aplicación de precios máximos a los vinos en general produciría un perjuicio para los productores vitivinícolas al no poder convalidar las bodegas mayores precios en el mercado de traslado.

Por esto, dada la crisis que ha venido sufriendo la vitivinicultura en su conjunto, no poder acompañar al productor vitivinícola con un precio justo y suficiente, sería condenar a toda la industria. Así como los vinos genéricos representan más del 70% del volumen comercializado, estos también representan a la mayor cantidad de productores y de la actividad económica y social que define a la vitivinicultura.

Es importante que se excluyan a todos los vinos de un congelamiento de precios con costos de una nueva cosecha por delante, y un productor que ha recibido por el vino el mismo precio durante tres cosecha seguidas. Y en particular a los vinos genéricos que son lo que más han sufrido el impacto de la cosecha y el aumento de costos en su producción.

Solicitar un aumento escalonado y coordinado entre las entidades y el Gobierno, para todos los vinos de la industria en su conjunto. De manera que todos los actores de la cadena estén en igualdad de condiciones.

A continuación se adjunta el informe completo.

COMUNICADO SOBRE PRECIOS AL GOBIERNO

DESTACADAS