Impuesto al vino: A la espera de definiciones

Impuesto al vino: A la espera de definiciones

Luego de la reunión que realizó la Comisión de Economía de la Cámara de Senadores de Mendoza, a cargo de la Senadora Ana Sevilla, se mantiene el debate en torno a la intención de implementar un nuevo impuesto interno al vino.

En la reunión, que tuvo la participación de legisladores provinciales y nacionales y las entidades vitivinícolas, se discutió sobre el gravamen al vino del 10%, propuesta que presentó Nicolás Dujovne, Ministro de Hacienda de la Nación, la semana pasada.

En primer lugar, el debate giró en torno a la clasificación que tuvo el vino como ‘producto no saludable’, comparándolo con las gaseosas o los cigarrillos. En este punto, cabe aclarar que ya existen estudios en el ámbito nacional e internacional que certifican que el vino es saludable y avalan que es un alimento, recomendable para prevenir enfermedades cardiovasculares, por sus características antioxidantes.

«No podemos estar incluidos en la misma línea que las gaseosas. Vemos que hay un contrasentido. Tenemos una ley que define al vino como bebida nacional, con el objetivo de promover y fomentar el consumo del vino, teniendo en cuenta que el vino es un alimento y es saludable», destacó el Dr. Nicolás Vicchi, Coordinador Institucional de ACOVI, quien participó de la reunión de Comisión.

«Se rechaza rotundamente el impuesto y también la clasificación de bebida no saludable», fue la frase que se repitió a lo largo de la sesión por cada uno de los participantes. «Esta dentro de la dieta y la mesa de los argentinos, no tiene sustento que se lo clasifique así».

Dentro del debate, el Dr. Carlos Iannizzotto, presidente de CONINAGRO, declaró en medios televisivos que la vitivinicultura es «una economía regional que produce mucho empleo y un impuesto de esta magnitud lo afecta directamente». Iannizzotto mencionó además que en la medida que haya un aumento en el plano impositivo, el costo se podría traducir en el consumo y en el productor.

«Ante la caída de consumo que estamos viviendo, sumado a un posible aumento impositivo, nuestra economía regional no lo soportaría», explicó.

«Debemos salir de este círculo vicioso de generar mayores gastos e impuestos recaudatorios y pasar a un círculo virtuoso, que promueva la inversión y el crecimiento».

Desde el sector, mencionan que la vitivinicultura ya paga impuestos. Este nuevo impuesto en debate vendría a sumarse aún más a los ya existentes, lo que ocasionaría un golpe al sector. En referencia a este punto, el Dr. Nicolás Vicchi apuntó que «al tratarse de una economía regional, no se puede equiparar a la cerveza o bebidas gaseosas. Tiene una base agrícola, con empleos directos e indirectos. Este impuesto afectaría directamente al productor y a su cadena».

¿Qué pasa con la juventud?

Mucho se ha trabajado desde las juventudes de cooperativas con respecto a las motivaciones, proyectos e ideas de los jóvenes productores para afianzar el trabajo en la tierra. Sin embargo, la realidad marca que muchos jóvenes migran a zonas urbanas a buscar otras oportunidades.

Con respecto a esto, desde JUCOVI, su presidente  Salvador Sciacca, ve con ojos de preocupación el debate en torno a este nuevo impuesto al vino.

«Todo el trabajo que venimos haciendo desde hace 10 años, se ve perjudicado. Le quita motivación a los jóvenes. Venimos de años malos y nos encontramos con esta medida que es ir en contra», explicó Sciacca.

«Trabajamos constantemente para que se queden en el campo, que el padre no venda las fincas. Esta situación hace que los jóvenes, se pregunten si conviene quedarse en la actividad por sus costos».

Sciacca mencionó además que un posible impuesto al vino en vez de darle ánimo al trabajo en fincas, buscando formas de financiarlo, genera trabas. «Los jóvenes ya no contarían con motivación para continuar, sumándose con la falta de medidas económicas para la juventud», afirmó.

«En el campo no hay mucha gente que la trabaje la tierra. Dentro de unos años, no vamos a saber quién va a producir. Esto tira por el suelo todo el trabajo y proyectos con los que trabajamos», finalizó el presidente de las Juventudes.

A la espera de definiciones

Alfredo Cornejo, gobernador de Mendoza, junto a una delegación de funcionarios mendocinos y empresarios vitivinícolas, se reunirá hoy desde las 17:30 con los ministros Nicolás Dujovne (Hacienda) y Francisco Cabrera (Producción) con el objetivo de rever el impuesto del 10% al vino propuesto la semana pasada.

En la reunión se expondrá un informe trabajado junto a la UNCuyo, el Observatorio de Vitivinicultura y la Asociación Cardiológica Argentina.

DESTACADAS