Instan al gobierno a tomar medidas urgentes

Instan al gobierno a tomar medidas urgentes

Importante aporte del Cooperativismo en la Feria de logros de la Economía social llevada a cabo durante este fin de semana en el espacio Julio Le Parc, Mendoza.

El pasado sábado 28 de setiembre, mediante un Documento  final, el sector vitivinicola cooperativo representado por el Secretario del Consejo de Administración y Gerente de Fecovita, Ruben Panella , dio a conocer un informe final sobre la situacion actual para ser presentado al Gobernador de la Provincia, Francisco Pérez. «El documento es muy importante -declaró Panella durante el evento- porque se elaboró junto con todas las cooperativas vitivinícolas de la provincia. Si bien plantea la difícil situación por la que atraviesan los productores, no contiene solamente críticas sino también propuestas que no son difíciles de implementar y que ayudarían a solucionar los problemas actuales que estamos planteando».

—————————————————

Documento Final :

Ante la insostenible situación de quebranto de los viñateros mendocinos, y del profundo deterioro de toda la cadena vitivinícola integrada se insta a las autoridades a tomar las medidas necesarias y urgentes, que fueron propuestas por toda la industria en su oportunidad.

Debido a la situación de excedentes en el stock de vinos, sobre todo blanco escurrido, se ha provocado el deterioro del precio de vino de traslado. Este excedente proviene de no haber realizado el porcentaje de mosto correcto, que como sistema integrado les sugerimos en muchas oportunidades. Este porcentaje debió fijarse en el 30 %, con lo que se hubieran realizado aproximadamente 600 millones de litros de mosto; en su lugar, se realizaron efectivamente 450 millones, que dejaron un excedente de 150 millones de litros de vino blanco.

Si comparamos las existencias de vino blanco que teníamos el año pasado en este mismo mes,  vemos que eran 147 millones de litros inferiores a las actuales. Cuando confrontamos las existencias de vino tinto, vemos que estamos en un nivel de stock inferior al del año anterior.

A lo que expresamos en los párrafos anteriores se suma una alta inflación, una situación financiera con elevadas tasas de interés, impidiendo al productor el acceso al crédito y las exportaciones; haciendo insostenible la situación del pequeño productor y la industria en su totalidad. Esta situación ha provocado que en el mercado interno el consumo lleve una caída acumulada al mes de julio superior al 6% y en el caso de las exportaciones a granel, debido al atraso cambiario y al sobre stock que tiene España, la caída sea superior al 50%. Es por este motivo que los meses de excedente de vino blanco se multiplican hasta superar el año, ya que no sólo tenemos una mayor cantidad de vino producida, sino que también el consumo de mercado interno y externo es inferior.

Al analizar la situación del mosto concentrado de uva, vemos que llegaremos a la próxima cosecha con un stock excedente superior a las 60.000 toneladas de mosto concentrado, similar al volumen del año anterior, a pesar de que no se hizo la cantidad  de mosto que hubiera sido necesaria para equilibrar el mercado de vinos.

Desde el año 1990 se han perdido el 65 % de las explotaciones de menos de media hectárea y el  47 % de las explotaciones de media a una hectárea, con lo que podemos ver que siempre el pequeño productor es el eslabón más débil de la cadena. Por lo que es necesario revertir rápidamente la situación de precios actual, y avanzar rápidamente en formas de integración más profundas que contemplen no sólo la integración para elaborar y comercializar el vino, sino también en la producción y en la cosecha de la uva. Es importante destacar que estos porcentajes de caída de pequeños productores se reducen notablemente en el caso de los que se integraron.

Frente a esto, el cooperativismo vitivinícola propone implementar diferentes medidas:

  • La implementación de un fondo de retención de stock para que el productor no malvenda su vino. Esta medida sería muy útil en vinos tintos donde, como vemos, los stocks no son superiores a los normales, y el precio está afectado por la necesidad financiera del productor, y la baja en el consumo.
  • La urgente implementación de los títulos TIVIs, u otro instrumento que permita retirar el volumen excedente del mercado, porque es imposible poder llegar a formar un precio de referencia en vinos blancos con un excedente superior a los 200 millones de litros, una vez eliminado este excedente, el libre juego de la oferta y la demanda fijará un precio razonable que permita al productor sostener su explotación sin que esto afecte a los consumidores.
  • Peticionar a las autoridades nacionales subsidios a los fletes, la eliminación de retenciones al vino, el aumento a los reintegros, para lograr competitividad y acceder al comercio internacional con los excedentes.
  • Prorrogar los plazos de vencimiento de créditos de cosecha, hasta tanto se vigorice el precio del vino. Si el productor, en este momento en que no hay compradores, debe vender su producción para cancelar estos préstamos de cosecha y acarreo se generará una presión sobre el mercado que debilitará más aún los precios.
  • Necesitamos que se implemente un plan de pagos acorde a la capacidad del productor, para cancelar la tarifa sustitutiva del Convenio de Corresponsabilidad Gremial de años anteriores y la de la cosecha actual.
  • El Gobierno debe fijar claramente el porcentaje de mosto para la cosecha 2015. Quedando claro que el porcentaje de mosto debe ser el que nos permita regular el mercado de vinos. No podemos regular los dos mercados si no existen fondos suficientes, por esto es que debemos priorizar el mercado de vinos.
  • Solicitamos aprobar urgente el Proyecto de Ley de uso de jugos naturales en bebidas analcohólicas para poder ubicar el excedente de este producto en las exportaciones, y asegurarle mercado al mosto que se produzca.
  • Financiar la formación de cooperativas de servicios agrícolas o secciones dentro de las mismas cooperativas, para capitalizarlas y que el productor pueda tener acceso a tecnología con una escala razonable y con una reducción en los costos de explotación, que le permitan tener una eficiencia similar a las grandes empresas.
  • El PROVIAR I terminó en forma exitosa, y representó un avance muy importante en la adecuación de la infraestructura productiva y tecnológica para los pequeños y medianos productores. Necesitamos que se apruebe en forma urgente el PROVIAR II para poder darle continuidad a este proceso y poder avanzar más rápidamente en lo solicitado en el punto anterior. Además este proyecto contempla la incorporación de jóvenes en la estructura productiva; esto nos permitirá lograr el recambio generacional que vemos con tanta preocupación.

DESTACADAS