JUCOVI conformó su mesa directiva para 2019

JUCOVI conformó su mesa directiva para 2019

Los consejeros de la Juventud de Cooperativas Vitivinícola (JUCOVI) realizaron la elección de Vicepresidencia y Secretaría para determinar cómo quedaba compuesta la actual mesa directiva. Para el primer cargo se reeligió a Mabel Valero (Coop. Nueva California) y para el segundo fue elegida Elizabeth Alonso (Coop. Productores de Junín).

La comisión directiva está conformada además por el presidente Luciano Marnetti (Coop. Algarrobo Bonito) y por el tesorero Federico Ciani (Coop. Maipú). Los cargos duran dos años con posibilidad de reelección y en cada año se vota la mitad de los puestos. Vale aclarar que todos son ad honorem y de forma voluntaria.

Valero explica que el cargo de vicepresidente tiene como función principal acompañar al presidente. «Por más que tenemos los cargos, JUCOVI en realidad es bastante lineal. Todos tenemos obligaciones pero las decisiones se toman de forma horizontal. Sí es cierto que por ahí el presidente o el vicepresidente son quienes tienen que «dar más la cara», por ejemplo al hablar en cooperativas», comenta la joven de San Martín.

En cuanto a la secretaría, las tareas incluyen trabajar la orden del día en las reuniones de consejo, redactar las actas de esas reuniones y ayudar en la gestión de actividades, como las pasantías e intercambios. Alonso comenta que para ella es todo un desafío: «Hasta 2018 estuvo Mariela Díaz, ella me va ayudando y explicando, el trabajo que ha hecho estos años ha sido muchísimo. La secretaría para mí es un lugar que implica mucha responsabilidad, es un desafío y hay mucho detrás de esto».

Elizabeth Alonso, Mabel Valero, Luciano Marnetti y Federico Ciani

Si bien para Valero el año 2017 fue complicado por un tema familiar, el 2018 fue un año de gran disfrute y agradece la oportunidad de un nuevo mandato: «Para mí estar en JUCOVI ha sido muy bueno, muchas cosas se aprenden, se viven y es una experiencia de vida que ningún otro trabajo me hubiera dado. Salir al exterior, conocer gente, recibir extranjeros, conocer las realidades de otras provincias». Después de siete años en JUCOVI, afirma que esto «no es un grupo de trabajo sino un grupo de amigos, desde el primer día lo que me gustó fue la calidad de la gente, y las amistades que me ha dejado son inmensas».

En cuanto a Alonso, ella empezó a participar hace cinco años motivada por su abuelo, que «siempre nos inculcó el amor por lo que uno hace y la cooperativa era su familia». Lo que destaca del grupo es la variedad de profesiones, siendo que ella está por recibirse de psicóloga: «Yo le dedico tiempo a JUCOVI porque es parte de mi vida. Muchas veces he escuchado decir a productores que ‘mis hijos estudian otra cosa’, y yo les digo que eso no es un obstáculo. Necesitamos de la experiencia de los mayores y ellos necesitan de nuestra innovación. El tema está en querer lo de uno, porque esto es parte de nuestra historia».

DESTACADAS