«La cosecha asistida nos ha simplificado muchísimo»

«La cosecha asistida nos ha simplificado muchísimo»

Así lo afirmó Ricardo Araya, enólogo de  la Coop. Tres Porteñas durante la Jornada de Cosecha Asistida organizada por ACOVI y Coviar, que se realizó recientemente en Junín.

“Ahora realmente da gusto trabajar en la cosecha”, añadió el enólogo. Entre los principales beneficios que mencionó para la bodega, se encuentra la posibilidad de una mejor organización y planificación de la cosecha. “La programación del ingreso de uva del dia se cumple y se puede prever la cantidad de materia prima que ingresa cada día”.

panel acovi

El panel de cooperativistas que contaron su experiencia. A la derecha, Honorio Demonte y Ricardo Araya, de Coop. Tres Porteñas

En la Coop. Tres Porteñas, donde hace dos años que utilizan la Cosecha Asistida, implementaron un sistema con vales que se entregan a los productores, de manera tal que cada uno cuenta con un turno definido para entregar su uva. En casos de no poder hacerlo, deben ir a la bodega y cambiar el turno por otro día. “Esto permite un equilibrio en el ingreso, ya que la bodega tiene determinada capacidad. Así podemos tener los equipos de frío funcionando correctamente, el personal tampoco se satura y no hay que incrementar más horas extras”.

Otro de los beneficios destacados por el enólogo es que “la uva llega en mejores condiciones. No está rota, hay menos cantidad de hojas. Ha mejorado mucho la limpieza de la uva. Realmente nos ha favorecido un montón”, agregó.

También mencionó como otra ventaja que, si la cosecha es con carros cosecheros, cuando la distancia hasta la bodega es corta, el carro se lleva directamente. “También en el caso de los bines se evita tener al camión esperando en la finca permanente; se puede prever el horario y negociar un precio más razonable con el camionero”.

Por su parte, el productor de la misma cooperativa Honorio Demonte, destacó “las mejores condiciones para el cosechador y el hecho de poder usar gente que prácticamente no se estaba ocupando en la cosecha. Nos referimos a personas de entre 40 y 60 años que todavía tienen una cultura del trabajo”, explicó.

Además, reiteró el beneficio de tener “una cosecha totalmente ordenada, con la misma cantidad de quintales todos los días a la bodega. Así se organiza mejor la molienda”.

DESTACADAS