Entrevista: «Para ser eficiente es clave el mecanismo de cosecha que se utilice»

Entrevista: «Para ser eficiente es clave el mecanismo de cosecha que se utilice»

Como ocurre con la vendimia de cada año, el Observatorio Cooperativo de ACOVI elaboró un informe comparando modalidades de cosecha y sus costos. En una entrevista, el subgerente de ACOVI, Nicolás Vicchi, explicó más sobre el mismo.

¿De qué trata el informe?

El observatorio hace un análisis con la situación de costos de la cosecha y los distintos mecanismos o formas. La primera modalidad es la cosecha manual que es la que comúnmente se da con cuadrilla de cosechadores, el tacho, la ficha y el camión. Después la comparamos con la cosecha asistida o semimecanizada que es el intermedio entre la manual y la mecánica. Y finalmente, tenemos la máquina entre los viñedos.

Hacemos la comparación porque es muy importante que la gente entienda que la vitivinicultura es una actividad de mano de obra intensiva. Nuestros principales costos de producción son absorbidos por la mano de obra y la cosecha representa el 25% y el 30% de esos costos. Para que el productor sea eficiente y ahorre esos costos es clave el mecanismo de cosecha que utilice.

En ese sentido, ¿a qué conclusiones llega el informe?

Hemos observado que la asistida es una herramienta a la que el productor puede tener fácil acceso, que es la cosecha a través de bines. ¿En qué consiste esto? Se posicionan los bines en las distintas hileras de la viña y permite que se puedan utilizar menos cosechadores. El trabajador no va a estar apurado corriendo, queriendo lograr la mayor cantidad de fichas, con los riesgos que esto implica y las condiciones adversas. La calidad de la cosecha mejora porque antes el tacho venía con hojas o la uva dañada. Tenemos un trabajo mejor y el cosechador cobra no por ficha de trabajo sino por fichón, que es a lo que equivale el bin.

¿Qué tan altos han sido los aumentos?

En el caso de la asistida, un 26%. Dentro de todas las modalidad ha habido un gran aumento: 24% en la manual y 76% en la mecanizada (por el aumento del dólar). El flete es un factor muy importante y ha aumentado un 60%. Todos sabemos lo que ha sido el aumento del gasoil durante el año, más el salario del conductor del camión, y eso encarece la cosecha.

¿Se puede dar por terminado el proceso de cosecha provincial?

No, todavía estamos con un volumen de ingreso o avance de cosecha menor al 50%, todavía queda uva. También queda la situación de que hay productores que no tienen dónde ubicar la uva porque las bodegas ya tienen vino y de ahí surgió el reclamo que hicimos por el fondo anticíclico. Muchas bodegas no dicen cuánto se va a pagar o piden que el costo de elaboración lo pague el productor, antes adelantaban un poco para cosecha y acarreo pero hoy no. Sí ha salido el operativo del FTyC que ha permitido que algunos puedan acceder y levantar la cosecha, pero la mayoría están en un panorama complejo.

¿Entonces el cuello de botella aún no se puede solucionar?

Todavía no, tenemos que juntarnos en consonancia con el sector vitivinícola para quitar estos 300 millones de litros de excedente que nos generan esta incertidumbre de precio y de cómo seguirá la actividad durante el año. El productor necesita las reglas claras para continuar después de la cosecha.

Audio original: Entrevista Red 101.

DESTACADAS