Pasa el tiempo, la inseguridad rural crece y las soluciones no aparecen

Pasa el tiempo, la inseguridad rural crece y las soluciones no aparecen

Meses atrás ACOVI y otras entidades del ámbito productivo se reunieron con el Ministerio Público Fiscal y el Ministerio de Seguridad de la provincia para expresar la alarmante situación que atraviesa el sector rural producto del avance escalonado de la inseguridad.

Luego de reiteradas reuniones, se intentó buscar mecanismos de trabajo articulado con el sector productivo y los actores responsables de seguridad. Además, ACOVI presentó una serie de propuestas, las cuales consideró útiles y acordes para la solución del problema y aún no se obtuvieron respuestas.

Genera impotencia y preocupación la falta de reacción de las autoridades, quienes deberían tener por objetivo la prevención, el combate de la inseguridad e impartir justicia. La única respuesta que se logró, fue un traspaso de responsabilidades que genera un estado de desamparo e indefensión.

La producción atraviesa una situación compleja y se pone en riesgo la vida de quienes viven en zonas rurales y su patrimonio, algo que la entidad manifestó hace tiempo. También se puede observar como la inseguridad afectó la producción en otros ámbitos. A modo de ejemplo, los reservorios de agua ubicados en el departamento de San Martín (Tres Porteñas y Nueva California) y en el departamento de Lavalle (Costa de Araujo), obras de vital importancia para el riego de zonas productivas, hoy en día se encuentran en desuso debido a la falta de mantenimiento y los constantes actos de vandalismo que sufren. Construir reservorios de agua en épocas de sequía, es fundamental, pero sino se garantiza su mantenimiento y protección para evitar el vandalismo, es un despropósito. Como si esto fuera poco, el costo que implica volver a poner en uso estos reservorios es muy alto y de ninguna manera dichos costos tienen que ser afrontados, nuevamente, por los regantes, quienes ya aportaron a la millonaria inversión de su construcción. Sería injusto, caro y hasta imposible. El Departamento General de Irrigación y la Policía, tendrán que dar una respuesta urgente, afrontar la situación y generar posibles soluciones.

Con la intención de buscar una solución urgente, el subgerente de la entidad, Nicolás Vicchi comentó “Desde ACOVI, proponemos la efectiva aplicación de la ley 6721, que en su artículo 4 impone la necesaria participación permanente, interrelacionada y coordinada de los distintos componentes que hacen a la prevención de la inseguridad en nuestra provincia, la misma ley también prevé la creación de un consejo de seguridad pública provincial, consejos regionales y foros vecinales”. A su vez, remarcó “La situación es insostenible, exigimos que quienes tienen a cargo la solución de estos problemas tomen conciencia del sufrimiento, daño y desarraigo que la inseguridad genera. Es menester que dejen de lado las disputas internas ya que la falta de coordinación no hace más que agravar el problema. Continuaremos dispuestos a trabajar articuladamente con quienes tienen la responsabilidad de brindar soluciones” finalizó.

DESTACADAS