Sancho: “Hay que fomentar el espíritu del asociativismo”

Sancho: “Hay que fomentar el espíritu del asociativismo”

Eduardo Sancho, presidente de Fecovita y Acovi, disertó como panelista dentro del Foro Anual de  la Asociación Ejecutivos de Mendoza (AEM). El dirigente y productor vitivinícola, destacó el papel del trabajo en conjunto e hizo un llamado a colaborar en la labor del Estado. Dentro de las conferencias, además, participaron el gobernador de la provincia Alfredo Cornejo, y el economista Juan Carlos Di Pablo, entre otros.

El Foro, denominado “La empresa: motor para la reactivación de Mendoza”, analizó asuntos de agenda económica, social y coyuntural de la provincia, dirigidos a asociados, organismos y/o instituciones relacionados a la temática o en sinergia con los mismos. Los expositores fueron convocados con el fin de tener actualizados a asociados en materia de interés social y empresarial.

Dentro de uno de los paneles, Eduardo Sancho, presidente de Fecovita, expuso acerca de la visión y espíritu cooperativista y el liderazgo empresarial. Trabajo en conjunto, liderazgo, el rol del empresario frente al Estado y las dificultades que trae el espíritu individualista fueron algunos de los ejes de su conferencia.

“No estamos acostumbrados a escucharnos. Siempre estamos cerrados en nuestra posición, creemos que lo que uno dice o hace es mejor, lo que el otro dice lo puedo debatir, porque seguro que yo soy el que tiene la razón”, manifestó.

“Me parece que tenemos que trabajar mucho más el plan estratégico en conjunto. Tenemos que trabajar muchos más en la colaboración entre empresarios, en la unión y asociativismo. Tenemos que empezar a vencer ese espíritu individual de tener que vernos y tratarnos como adversarios. Si nosotros no vemos que hacemos sinergia con las empresas, no vamos a poder triunfar y se va hacer muy difícil competir en el mundo y en Argentina”.

“Hay que fomentar ese espíritu de asociativismo, de trabajar mucho más en conjunto. Por ejemplo, nosotros, que trabajamos mucho con las cooperativas, a veces nos cuesta vencer ese espíritu individual, nos es más fácil asociarnos con los franceses o españoles que con los mismos argentinos y mendocinos. Cuando estamos hablando con ellos, ellos están mucho más abiertos a asociarse que el ámbito mendocino”.

Por último, Sancho destacó una de las preocupaciones a considerar acerca del empresario mendocino: “El sentido de que el empresario mendocino está en ‘no te metas’, sobre todo con lo que hace con el Estado, es muy grave. Estamos preocupados”.

“No estamos involucrados por el bien común, no ayudamos al gobierno a construir positivamente o a que no destruya. Me parece que tenemos que dar ese paso, donde no tenemos que ser solamente un controlador si no también un colaborador en las cosas que el Estado está haciendo bien y un fuerte controlador que el Estado está haciendo mal. En otros países se ve un empresario más comprometido porque, queramos o no, nuestra empresa depende de eso”, destacó.

DESTACADAS