Ante la baja del precio internacional, la industria del mosto pierde U$S 40 millones – Los Andes

Ante la baja del precio internacional, la industria del mosto pierde U$S 40 millones – Los Andes

En el acumulado enero – agosto, el valor promedio cayó 26,5%. Las operaciones se registran, en algunos casos, por debajo de los 1.000 dólares la tonelada. Factores internacionales afectan su desempeño.

En ocho meses la industria del mosto perdió 40,8 millones de dólares por la baja del precio promedio por tonelada exportado. Así se desprende de los datos de Caucasia Wine Thinking para el acumulado enero – agosto, que muestran una caída en valor de los envíos del 26,5%.

A lo que se suma  un sobre stock esperado a marzo de 2015 que podría rondar entre 50 a 70 mil toneladas de concentrado.
Las exportaciones de mosto pasaron de 154 millones de dólares FOB en enero – agosto de 2013 a 113 millones de dólares FOB en 2014. El precio pasó de 1.873 dólares la tonelada en agosto del año pasado a 1.373 dólares la tonelada en agosto de 2014, una pérdida que llega a los 500 dólares comparando mes contra mes.

Estos precios contrastan seriamente con los registrados en 2013 y 2012, cuando en algunos meses la tonelada de concentrado se ubicó por encima de los 2.000 dólares FOB.
“Hoy estamos en los precios promedios históricos del mosto. Una tonelada de mosto concentrado a granel desde Mendoza, se está pagando 1.000 dólares, un valor mucho menor al que se había registrado el año pasado. Además, en esta época siempre hay una caída de pedidos, principalmente de Estados Unidos, porque al empezar su vendimia los clientes esperan un poco para ver cómo viene todo”, señaló Marcelo Boccardo, presidente de la Cámara de Exportadores de Mosto.
El empresario aseguró que “el precio de la tonelada de jugo de manzana concentrado sigue bajo. No obstante, el supuesto sobre stock de mosto que tenía España se está consumiendo, lo que quizás haga que en los próximos meses se revierta la situación”.
Para Boccardo, al 1° de setiembre hay 120 mil toneladas de concentrado, por lo que teniendo en cuenta el ritmo de venta mensual, que ronda las 10 toneladas, se espera que a marzo próximo el carry over de esta temporada sea de 60 a 70 mil toneladas, lo que determinaría, en iguales condiciones macro y con el dólar en la actual situación, presionando el precio del sulfitado para la próxima cosecha.
Acuerdo Mendoza – San Juan
Con un pronóstico de cosecha que estimaba una de las peores de los últimos 15 años, la pauta diversificadora a mosto se firmó en 18%. Tras comprobarse que esta fue una vendimia promedio, el sobre stock de vino alcanza los 7 meses y presiona los precios, que están prácticamente iguales o inferiores a los registrados en 2013.
“Considero que tenemos que tener este año una pauta diversificadora alta, para principalmente cuidar el precio del vino. Creo que esto terminaría por ayudar al sector del vino, que es el más grande y de alguna forma podría mejorar el precio”, dijo Juan José  Canay, presidente de Bodegas de Argentina.
Para Carlos Iannizzotto, gerente de la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas (Acovi), la situación desde el punto de vista comercial para el mosto es crítica. “Por un lado tenemos una situación externa vinculada con el consumo de azúcar y por otro, hoy el precio no sólo es bajo sino que cuesta hacer operaciones; por lo tanto, comercialmente estamos complicados”.
Y agregó: “Desde el punto de vista político, lo que sucedió este año con la diversificación a mosto creemos que fue el origen de la crisis. El fin del acuerdo es defender el precio del vino y ahora estamos haciendo de todo para poder ubicarlo sea como sea”.
Estados Unidos es el primer destino de las exportaciones argentinas de mosto y concentra el 42,8%  seguido por Japón, que tiene el 27,5%, y Canadá con 9,6%.
Canay aseguró que “esta es una realidad, que no esperamos que vaya a cambiar; el precio de la tonelada exportada se encuentra en los 900 y los 1.000 dólares. Tradicionalmente este era el valor normal de la tonelada de mosto exportado. Ahora con estos precios, la viabilidad del negocio termina dependiendo de lo que haga el Gobierno y una devaluación podría ayudar mucho al sector”.
Sobre el remanente que quedará de concentrado de cara a la nueva vendimia, Canay sostuvo que es un número importante, “estamos hablando de cuatro o cinco meses de stock”.
Producción mundial menor
Al ser un commodity el precio internacional del mosto depende de varios factores, entre ellos, el precio relativo del jugo concentrado de manzana, que sirve como sustituto del mosto, y también del precio del jugo concentrado de uva que producen otros países.

Por lo tanto, los datos de las vendimias del Hemisferio Norte, son muy importantes para determinar la expectativa de precios de los próximos meses.
Reportes publicados por el Observatorio Vitivinícola Argentino indican que en Estados Unidos la cosecha 2013 fue un 5,7% superior a la de 2012. Con las últimas dos excepcionales cosechas, las bodegas cuentan con grandes inventarios; sin embargo, hay una fuerte preocupación por las consecuencias que podría traer la sequía actual sobre los rendimientos en 2014, la cual ya estiman que presentará una baja.
Por su parte, de acuerdo a un informe publicado por la Asociación de Enólogos y Enotécnicos Italianos (Assoenologi), se estima que la elaboración de vino y mosto de Italia en esta campaña se situará en los 41,6 millones de hectolitros, 13,6% menos que la vendimia anterior, en la que se elaboraron 48,16 millones de hectolitros.
España también espera una cosecha menor; el stock previsto para el inicio de la nueva campaña ha sido estimado, según consignan los medios españoles, en 33,9 millones de hectolitros, frente a los 27,9 millones de 2013. Ya se han aplicado incentivos para la destilación de al menos 4 millones de hectolitros.
En total, desde Rabobank, dicen que, teniendo en cuenta lo estimado para las cosechas del Hemisferio Norte y lo cosechado en el Hemisferio Sur, habría una disminución de la producción mundial que rondaría entre el 2% y el 3%.

 

Caen las exportaciones de vino 

El reporte mensual de exportaciones vitivinícolas de Caucasia Wine Thinking indica que en total las exportaciones de vino argentino cayeron 8% en volumen y 1,2% en valor.

Sin embargo, el precio promedio por litro aumentó 7,5%, traccionado por la suba del valor promedio exportado de vino a granel y del espumante.  Los vinos fraccionados en botella en volumen se mantuvieron.  No obstante, el tetra brik sigue teniendo una mala performance, lo cual indica una caída del 31% en valor y del 27,6% en volumen.
Alberto Arizu (h), director comercial de Luigi Bosca, afirmó que “los embotellados creo que se mantendrán, ya que los segmentos más activos de Argentina, entre 26 a 40 dólares FOB la caja y 40 a 70 dólares FOB la caja, están sólidos y los principales mercados de Argentina se han mostrado estables.

Quizás se ve un poco más de concentración, es decir que las bodegas principales se llevan una porción un poco mayor que el año pasado, por las dificultades de las bodegas más pequeñas, en un mercado donde prácticamente se ha desfinanciado y este es un negocio que necesita de financiamiento, hoy escaso y muy costoso”.
Arizu espera que Argentina se pueda mantener en los niveles de exportación que mostró en 2013. “Lo peor es perder mercados, ya que luego son muy difíciles de recuperar”, señaló.
Sobre las posibilidades que podría brindar América Latina, Arizu destacó que “siempre es una oportunidad para Argentina. Tiene 3 mercados importantes como Brasil, México y Perú y algunos mercados en expansión.

La competencia se reduce casi exclusivamente a vinos chilenos. Es menos oneroso promocionar y con algunas ventajas desde la comunicación, como es el conocimiento de nuestros país y el idioma, que facilita la inserción. Es una buena alternativa para bodegas más pequeñas”.

LINK A LA NOTA EN DIARIO LOS ANDES

DESTACADAS