Corresponsabilidad Gremial: gestiones y asesoramiento

Corresponsabilidad Gremial: gestiones y asesoramiento

La corresponsabilidad gremial es un acuerdo entre el sector empresario y el sector de trabajo con la participación del Estado, en función del cual los aportes de ley más la obra social y algún otro costo adicional vinculado al trabajo se pagan mediante una suma vinculada al precio del producto y en ocasión de que el producto se comercialice.

El Dr. Raúl Pizzolito participó de la última reunión de ACOVI y comentó las novedades referentes a la Corresponsabilidad Gremial y a las gestiones que realiza la Asociación para conseguir beneficios para sus productores.

«La Corresponsabilidad Gremial es una gran ventaja para el productor, porque saca un costo alto, que es el de la mano de obra de la época más dura que es la cosecha, y lo traslada al segundo semestre. Y se paga en base a un aporte en relación a lo efectivamente cosechado, al producto ingresado en bodega», explicó.

«Esto es un gran avance, un gran ahorro y un beneficio tanto para la obra social que se asegura su ingreso, para el Estado que también se asegura el ingreso, e incluso para los trabajadores. Porque estos sistemas en los que se paga menos, pero se paga si o si, permiten registrar toda la relación laboral. Entonces es una ecuación en la que todos ganan», agregó Pizzolito.

A su vez, comentó los avances en este aspecto: «Hay novedades permanentes porque la corresponsabilidad es un instituto que está en constante ajuste. Todos los meses se hacen reuniones y una vez al año se hacen adendas que son correcciones al convenio original».

«Sabemos que hoy la situación económica del productor no es la mejor. Entonces se está intentando ante las autoridades, dado el éxito y buen funcionamiento que ha tenido la Corresponsabilidad, conseguir algún plan de pago. Algunas mejoras ya se han conseguido en el precio y se está tratando de lograr también algún financiamiento», explicó.

«También se está discutiendo un aporte tarifado  en dos niveles: uno para el que cosecha con tacho de uva y otro para el que cosecha con un sistema semi-mecanizado. Hoy solamente hay dos tramos: para cosecha tradicional y mecanizada. El segundo casi no paga porque tiene muy poca mano de obra implicada. Por eso estamos intentando un aporte tarifado para la cosecha semi-mecanizada (con bines) que insume un 50% de mano de obra con respecto a la tradicional».

En vista de ello, Pizzolito declaró que desde ACOVI se envió una nota pidiendo, dado el mal momento que están pasando los productores, tomar en consideración los pagos de la cosecha 2013 que se empezó a pagar en agosto y se paga en 5 cuotas hasta diciembre. «Esto se está haciendo cuesta arriba para algunos productores y para ellos estamos pidiendo algún tratamiento en particular».

Por último, destacó que ACOVI ofrece asesoramiento a todos sus productores asociados, con lo cual aquellos que lo requieran solo deben contactarse y solicitarlo.

Para más información, TE: (261) 429-8556 – Dirección: 9 de julio 380 3°A – Ciudad, Mendoza.

DESTACADAS