Exitosas experiencias de cosecha asistida en cooperativas

Exitosas experiencias de cosecha asistida en cooperativas

Desde hace tiempo, el sistema cooperativo viene alentando la modernización de la cosecha, a través la incorporación de elementos como bines y carros cosecheros a la cosecha manual. La llamada cosecha asistida, tiene probados beneficios y ventajas no solo para el productor, también para los cosechadores y las cooperativas que reciben la materia prima en mejor estado y por ende, los resultados son mejores.

El hecho de realizarse a nivel cooperativo permite que los pequeños productores puedan contar con estos elementos que, de manera individual, difícilmente podrían adquirir.

Cosecha con bines

El Ing. Agr. Pablo Skamlec, asesor técnico de cooperativa Norte Mendocino, relató su experiencia en cosecha asistida con bines. Para la misma, se necesita contar, además de los bines, con uñas en unos tractores para transportar los bines y un elevador volcador.

“En la cooperativa ya hay cuatro grupos funcionando. La principal diferencia con la cosecha manual es que la persona no tiene que caminar ni acarrear el tacho, ya que los cosechadores tienen cerca los bines donde descargan la uva. Se pacta un precio por bin. Hay una persona que sabe hasta dónde llenar el bin, les va pagando el bin y lleva una anotación en una planilla, para tener un control sobre las fichas”, describió el ingeniero. Un bin equivale aproximadamente a 19 tachos.

“La cosecha se hace más aliviada para el personal. Además una misma persona rinde mucho más: se cansa menos y cosecha más horas en el día”, añadió el técnico. “Con este sistema, con 40 personas hacemos lo mismo que con 55 a tacho (cosecha tradicional)”, ejemplificó.

“Como la gente cosecha más tranquila, con otro espíritu, sin el apuro de estar corriendo, se reducen los accidentes”, apuntó Skamlec, como otro beneficio. “También al necesitar menos cosechadores, es menos personal para manejar, menos discusiones… es una mejora en todo sentido”, señaló.

Por otro lado, la cooperativa recibe la uva en mejores condiciones. “Encima mejora la calidad de la cosecha porque queda menos uva tirada en el piso y menos uva en la planta. Incluso la uva llega con mejor calidad, más entera, porque al cosechador no le conviene molerlo para que entre más en el bin, entonces trata de cosecharla entera, sana. Con el sistema volcador tampoco se pisa arriba del camión y en ese paso se puede ir sacando las hojas”. Como verán, las ventajas son muchas.

Cosecha con carros

Otra de las opciones, que ya realiza la cooperativa Tres Porteñas por segundo año, es la cosecha asistida con carros cosecheros.

Tambien con muchos beneficios, este sistema consiste en la utilización de carros cosecheros que van por adentro de la hilera y tienen una capacidad aproximada de 2000 kilos. Se puede utilizar tanto en espalderos como en parral.

“La principal ventaja es la reducción de personal y agilidad en la cosecha. Una cuadrilla que manualmente se trabaja con 20 personas, en la cosecha con carros alcanza con 8 personas”, contó el enólogo de la cooperativa, Ricardo Araya.  En tiempos donde conseguir cantidad y calidad de mano de obra no es tarea fácil, este es un aspecto importante.

“Además, la gente está más descansada, no tiene que caminar 100 metros de ida y 100 de vuelta, sino que son 5 metros hasta el carro. Eso hace que la cosecha sea más ágil”, agregó.

“Incluso las fincas que están cerca de la bodega, van con el carro directamente. Si la distancia es mayor, puede cargarse en un camión porque son carros que se elevan y vuelcan en el camión”, señaló el enólogo.

Como en el caso de la cosecha con bines, aquí la uva tampoco se pisa ni se rompe, lo cual aumenta la calidad y redunda en beneficio para la cooperativa.

Tal como señaló Araya, la cooperativa Tres Porteñas también cuenta con bines para cosecha. Ambos sistemas se encuentran disponibles para los productores asociados que lo requieran.

DESTACADAS