El coop. nacional participó en el aniversario de la Resolución 125

El coop. nacional participó en el aniversario de la Resolución 125

Alrededor de 300 personas asistieron el martes 17 a un acto en el que las entidades recordaron la gesta 2008, con la Resolución 125 que generó un conflicto con el gobierno de turno, que se definió en el Senado de la nación con el voto “no positivo” de Julio Cobos.

En Conmemoración de los 10 años del voto “No Positivo” de Julio Cobos frente a la Resolución 125, la Mesa de Enlace organizó el martes un acto del que participaron los presidentes de entonces (2008) y los actuales.  En representación de CONINAGRO estuvo presente el ex presidente Carlos Garetto y el actual presidente, Carlos Iannizzotto.

El acto, llevado a cabo en el Predio de Palermo de la Sociedad Rural Argentina, contó con las palabras de Hugo Biolcati, (ex presidente de la Soc.  Rural Argentina), Carlos Garetto, (ex presidente de Coninagro), Mario Llambías (ex presidente de CRA), Eduardo Buzzi (ex presidente de Federación Agraria Argentina), Luciano Miguens (ex presidente de la Sociedad Rural Argentina); Daniel Pelegrina (actual presidente de la Sociedad Rural Argentina), Dardo Chiesa (actual presidente de CRA, Omar Príncipe, (Presidente de Federación Agraria Argentina), y Carlos Iannizzotto, (presidente de Coninagro).

Uno a uno fueron exponiendo y planteando un recuerdo del 2008, aunque la coyuntura que pone a las retenciones en el centro de la escena, no estuvo ausente.

“El campo no pide ayuda ni subsidios, sólo que lo dejen producir”, arrancó Miguens. Enseguida, Buzzi advirtió que el campo ganó posiciones desde el 2008, pero no tuvo capacidad de construir más solidez representativa, con financiamiento y comunicación. “Los riesgos, las amenazas y los buitres están siempre”, afirmó.  Biolcatti les pidió a los funcionarios “que se escuchen, que recuerden lo que decían hace pocos años contra las retenciones. Y que no hablen de renta extraordinaria en un año con sequías, y precios que bajaron a la mitad”.

Carlos Garetto, a su turno, consideró que “hablar nuevamente de retenciones significa que algunos funcionarios, políticos de distintos signos, no entendieron la lección de la 125, porque está claro que las retenciones son un castigo a la producción y al trabajo. Debemos tener reglas de juego claras, coherencia y previsibilidad, para encontrar equilibrios en lo económico y en lo social. Si no lo quieren entender, volveríamos a la 125 y sería lamentable porque perderíamos la oportunidad de desarrollar a toda la Argentina”.

Eduardo Buzzi indicó que “no tenemos una ganancia extraordinaria, al contrario, hemos perdido un 8% en el tipo de cambio multilateral desde que llegó Macri; tampoco sirven para bajar precios internos y redistribuir alimentos, está visto que con retenciones hubo menos producción y la redistribución no sirvió porque dejaron un país con 30% de pobreza; y tampoco es válido el imperativo fiscal porque muchas investigaciones económicas demuestran que sin retenciones hubo un cambio positivo en la actividad económica”, detalló.

Daniel Pelegrina sugirió “no tropezar con la misma piedra cuando ya probamos que no funcionó. El presidente entiende que no dio resultados: significó caída de la producción de granos, del stock de hacienda, de las exportaciones de carnes, crisis láctea y de las economías regionales. Ese daño ha calado hondo y está costando recomponer. El camino es otra agenda de futuro, del desarrollo del sector agropecuario, que es el motor de la Argentina”.

Dardo Chiesa dijo  que “el presidente nos dijo, ‘ni me hablen de retenciones’. Porque empezamos y después volvemos al kirchnerismo y nosotros no vinimos para eso”, reflejó.

“El sector privado tiene que crecer, para aportar impuestos, pero sin ser asfixiado por el Estado, para tener un país mucho más vivible y que le dé oportunidad a las nuevas generaciones, con desarrollo del interior, pueblos dignos de ser vividos. Esa es la Argentina del desafío que viene”, consideró.

Príncipe agradeció “a los protagonistas de la gesta del 2008 por marcar el camino”.  Se mostró convencido de que “frente a las amenazas de políticas que perjudican al campo tenemos que luchar juntos por más desarrollo productivo, para los pueblos del interior, pero también para todos los argentinos”.

Como cierre, Carlos Iannizzotto bregó “para que no se vuelva para atrás, porque cuando se sacaron las retenciones, el campo ha dado beneficios para el país”. Y amplió el panorama: “no sólo hay que hablar de soja, porque muchas economías regionales necesitan que se les bajen impuestos para el desarrollo y arraigo de muchos argentinos”.  Consideró que “hay que ser solidarios frente al 30% de pobreza y para eso necesitamos una economía expansiva, para que crezca el país, con la riqueza y la paz social que el campo pueda ofrecer a toda la Argentina”.

Sobre el final, le dieron la palabra a Alfredo De Angeli, el dirigente entrerriano que fue emblema mediático de la protesta en 2008 y que ahora es senador nacional de Cambiemos. Además recibieron una carta del entonces vicepresidente de la Nación, Julio Cobos.

Prensa CONINAGRO

DESTACADAS