«El productor necesitaba esta prórroga»

«El productor necesitaba esta prórroga»

Con la idea de dar algún alivio a los productores vitivinícolas azotados por la crisis que atraviesa el sector, y como pidió Acovi en varios medios de comunicación, se anunció ayer la prórroga hasta febrero de 2016 del pago 2015 de la tarifa sustitutiva del Convenio de Corresponsabilidad Gremial. Además, se anunció que continúa abierta la moratoria para cancelar las deudas contraídas en otros períodos. «Dentro de las distintos pedidos y el contexto tan difícil que está viviendo la vitivinicultura, esta medida viene a aliviar una situación de los vitivinicultores -puntualizó Carlos Iannizzotto, gerente de Acovi en declaraciones a nuestro portal -. Es algo que veníamos solicitando desde hace tiempo. Si bien no es el tema central, ya que la vitivinicultura está sufriendo la depresión de  precio del vino y un estancamiento de la actividad, por lo menos en este tema impositivo frente a la AFIP, la medida alivia a los productores en esta situación de debilidad.

A su vez, Iannizzotto contextualizó esta medida en el marco de la actual crisis «Todavía hay cuestiones pendientes como el tema de  la inmovilización de vino y las altas tasas de interés, pero desde el movimiento cooperativo hemos optado firmar este acuerdo porque el productor lo necesitaba y de este modo el diálogo no se ha cerrado. No perdemos las esperanzas de buscarle alguna solución para que no se inmovilice el vino y los intereses aplicados tengan una forma de ser compensados. Se ha avanzado. Esperemos que se tomen medidas firmes con aquellas instituciones que no han hecho el porcentaje a mosto, porque sino se va a agravar el stock de vino.  Esperemos que a nivel nacional, de una vez por toda se den las facilidades para poder exportar y esperemos que la ley de jugos sea tratada y sigamos avanzando. Hay un montón de aspectos que están vinculados a lo que más necesita el productor que es  que el precio del vino suba, porque si esto sucede, este tema de la corresponsabilidad no hubiera existido porque consideramos que es una herramienta favorable. Pero mientras la moneda del viñatero esté tan devaluada los problemas van a seguir. Pero no perdemos las esperanzas de concretar todas estas medidas.

 

 

DESTACADAS