Entidades piden que se reasignen fondos para combatir la Lobesia botrana

Entidades piden que se reasignen fondos para combatir la Lobesia botrana

La plaga ya afecta más del 50% de la superficie vitícola de las provincias de Mendoza y San Juan. Afirman que se encuentra comprometida la sustentabilidad de la industria vitivinícola de Mendoza.

En una nota conjunta dirigida al Ministro de Economía, Infraestructura y Energía del Gobierno de Mendoza, Cdor. Enrique Vaquié, entidades del sector vitivinícola pidieron que el dinero remanente del operativo para compra de sobrestock vínicos, sean reasignados para el Programa de control y erradicación de Lobesia botrana (Ley 27.227).

Las entidades nucleadas en el pedido son la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas – ACOVI, Asociación De Empresarios de Uva De Mesa y Pasas, Asociación Viñateros de Mendoza – AVM, Bodegas de Argentina A.C., Centro de Viñateros y Bodegueros del Este, Unión Vitivinícola Argentina – UVA, Federación de Cámaras Vitícolas de Argentina, A.PR.O.E.M. Asociación de Productores del Oasis Este de Mendoza y Centro de Ingenieros Agrónomos de Mendoza.

En el escrito dirigido al ministro, señalan: “Como lo expresó el Gobierno de Mendoza en medios locales, desde la Nación llegarán en distintas etapas $160 millones destinados a la compra de sobrestock vínicos, de los cuales $130 millones se asignarán a Mendoza y el resto irán a San Juan”.

“Debido a que este fondo en Mendoza ha sido utilizado parcialmente, quedando aun dinero remanente, que según se afirma el Subsecretario de Agricultura en medios locales, sería destinado a programas de reconversión vitícola, es que solicitamos se reasigne este monto para complementar la partida asignada por la Nación que es de $60 millones, según lo informado por SENASA durante la reunión del Comité Técnico de la Ley 27.227 desarrollada el 29 de marzo en la Estación Experimental Junín del INTA”.

“Hemos expresado oportunamente nuestra preocupación por el progresivo avance de la plaga Lobesia botrana, que afecta aproximadamente 130.000 has, es decir, más del 50% de la superficie vitícola de las provincias de Mendoza y San Juan.  Los daños ya son visibles en la presente cosecha y se estima que podrán agravarse si no se arbitran todos los medios necesarios para disponer la entrega, a los productores vitivinícolas, de los emisores de feromona para la implementación de la técnica de confusión sexual, en una estrategia generalizada y simultánea sobre las propiedades afectadas,  (Art. 3 de Ley 27.277)”, continúa la carta.

“La Nación ha asignado $60 millones para la temporada 2016/2017, que en superficie equivale al tratamiento de 16.500 hectáreas, es decir poco más de 12% de la superficie afectada por la plaga actualmente. Al afectar el fondo remanente del operativo de compra de sobrestocks vínicos sería posible incrementar esta superficie a fin de disminuir considerablemente la presión de plaga, beneficiando a todo el sector”.

“El uso generalizado de la técnica de confusión es beneficioso ya que asegura le efectividad del tratamiento, dado que, por lo general, los productores pequeños carecen de maquinaria adecuada para efectuar curaciones con agroquímicos en el tiempo y la forma que deben realizarse”.

“En el marco de las reuniones del Comité Técnico Asesor que establece esta ley es que las entidades y organismos nacionales hemos debatido y consideramos que es urgente hacer prevalecer el criterio de recuperar el estatus fitosanitario de la Provincia de Mendoza, hecho que comienza con la aplicación de esta técnica en forma generalizada por lo tanto es que solicitamos se atienda a en forma urgente a esta problemática, ya que se encuentra comprometida la sustentabilidad de la industria vitivinícola de Mendoza”.

Por último, las entidades solicitaron a Vaquié una audiencia para brindar detalles de la gravedad del tema en tanto emergencia sanitaria que pueda implicar.

DESTACADAS