“Tenemos que tener una política tributaria a favor de la producción”

“Tenemos que tener una política tributaria a favor de la producción”

En el contexto del debate por la exención del impuesto interno a los vinos espumantes, Carlos Iannizzotto, Vicepresidente de Coninagro, opinó sobre el tema de la reducción de la carga tributaria al sector. En declaraciones radiales a Cadena 3, en el programa “El Observador”, de Pablo Rossi, Iannizzotto detalló la realidad de los productores y el análisis desde Coninagro.

“Indudablemente el sector agroindustrial está necesitando un reacomodamiento en todos sus costos. Fundamentalmente, uno de los costos que está relacionado a los precios y que hace que el productor hoy esté en una situación de debilidad, es la presión tributaria y el costo salarial”, mencionó.

Además, sumó que es necesario un equilibrio en lo tributario y salarial para no castigar a la producción, ni tampoco frenarla. “El ciclo agrícola, a diferencia de otros emprendimientos como lo son los industriales  y comerciales, es muy extenso. Desde el momento que el productor empieza a producir hasta que cobra, pasa más de un año. Todo el riesgo que asume, ya sea climático, en sus costos y demás, tiene que tener una compensación tributaria en conjunto a todo lo relacionado al costo salarial”.

“Con Coninagro estamos trabajando no para lograr algún privilegio, sino compensar el esfuerzo y el riesgo equitativamente con una política tributaria y salarial, como es en la mayoría de los países desarrollados que han crecido y han traído dólares y trabajo a la sociedad”.

En referencia al tema, se debe tener en cuenta que el Gobierno Nacional extendió hasta el próximo 30 de abril la suspensión transitoria de la aplicación de impuestos internos a los vinos espumantes, como forma de impulsar la producción.

Lo hizo a través del decreto 355/16, publicado en el Boletín Oficial, con la firma del presidente Mauricio Macri; del jefe de Gabinete, y de los ministros de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, y de Agroindustria, Ricardo Buryaile.

En referencia al tema, Iannizzotto explicó que “Los espumantes han dejado de ser una bebida elitista para ser de gusto genérico. Ha crecido en establecimientos industriales, en establecimientos comerciales y en producción. Esto significa más empleo, más trabajo pero, a la vez, pagar más impuesto, que es toda una contradicción”.

“Estamos haciendo exenciones impositivas de impuestos internos, pero a su vez, al haber más movilización económica, todo el sector paga más impuestos. Es por eso que tenemos que tener una política tributaria a favor de la producción, no para achicarla ni castigarla”.

DESTACADAS