Brindar servicios al productor y estar al tope de la innovación tecnológica

Brindar servicios al productor y estar al tope de la innovación tecnológica

Miguel Cañadas es productor y consejero de la cooperativa  Algarrobo Bonito, de General Alvear. Además, es el responsable en el consejo de la Unidad de Servicios de la Cooperativa, que ofrece a los productores la contratación de servicios para distintas labores propias del viñedo.

“El proyecto comenzó hace 2 años”, cuenta Cañadas. “Veíamos que muchos productores se iban cayendo porque no tenían recambio generacional y su maquinaria era muy obsoleta. Entonces, desde la parte dirigencial de la cooperativa buscamos una solución”.

La Unidad de Servicios es la respuesta que encontraron ante esta problemática y los resultados exitosos los alentaron a seguir avanzando.

“En abril de 2017 tomamos la gestión integral de la finca de un socio. Tenía la maquinaria completa pero en condiciones bastante deterioradas por falta de gestión. Los resultados que obtuvimos fueron mas que satisfactorios: pudimos recuperar la parte vegetativa que es el mayor capital de una finca”.

Con la buena experiencia, en mayo de 2018 la cooperativa decidió ampliar la Unida de Servicio y realizó la compra de equipamiento totalmente nuevo: un tractor 0 KM doble tracción, una desorrilladora neumática, una fertilizadora, una aplicadora de herbicida, una pulverizadora, un subsolador y un múltiple. “Son las herramientas que de acuerdo a una encuesta que hicimos entre nuestros productores, eran los servicios más requeridos”, explica.

“Primero comenzamos con el subsolado y el desorillado automático. Hace 20 días empezamos con la fertilización con un producto organizo y químico y tenemos resultados mejores a lo esperado. En 45 minutos fertilizamos una hectárea entera y bajamos los costos sustancialmente”, cuenta entusiasmado Cañadas. “Y también continuamos con la finca con gestión integral”.

Según el consejero y productor, “la característica principal es trabajar en equipo y entre todos aportar soluciones. Es muy importante el trabajo en conjunto entre el técnicos y los consejeros. Todos tratamos de aportar las mejores ideas”.

La estructura de la Unidad de Servicios depende del consejo directivo. Hay un consejero específicamente encargado de esto (actualmente Miguel Cañadas) que trabaja en conjunto con el ing. Jesús Gasques y la parte administrativa de la cooperativa.

Los productores conocen los servicios que se ofrecen y aquellos interesados tienen que inscribirse. Luego el ingeniero visita el campo y chequea que sea factible la realización del trabajo por la estructura del viñedo, los callejones, etc. y en caso afirmativo, lo autoriza. El ingeniero es también quien hace el presupuesto y da la orden de trabajo. “También contamos con un tractorista que depende del ingeniero y del consejero”, añade.

El presupuesto se realiza considerando los costos mínimos del servicio y la amortización de la maquinaria. “No es una empresa lucrativa, no tiene ganancia. El fin es brindar un servicio al productor y la idea es estar siempre al tope de la innovación tecnológica”, recalca Cañadas.

“Por ejemplo, el subsolado y la fertilizadora son servicios de una calidad que no tienen ni los privados. Son maquinarias que no pueden comprar los productores solos, pero así les ofrecemos la opción de tecnificarse”, señala.

25 productores de la cooperativa ya han usado los Servicios de esta Unidad y a medida que aumente la demanda, la idea es aumentar el parque de maquinarias para poder dar abasto.

En conclusión, una opción para que los productores puedan incorporar tecnología, disminuír costos, mejorar su producción y calidad. Una fórmula en la que todos ganan.

Felicitaciones al a cooperativa Algarrobo Bonito por la iniciativa y la Unidad de Servicios con resultados tan satisfactorios.

DESTACADAS