Lobesia botrana: oasis Norte y Este, al borde de declararse en cuarentena

Lobesia botrana: oasis Norte y Este, al borde de declararse en cuarentena

Senasa lo analiza porque la plaga afecta 60% del área productiva. Admiten falta de presupuesto.

por Los Andes 13 de Septiembre

Senasa evalúa extender el área bajo cuarentena afectada por la polilla del racimo (Lobesia botrana) a los oasis Norte y Este de Mendoza, donde sobre más de 30 mil hectáreas había algunos focos y ahora la incidencia llega a 60%. Condición suficiente para tomar la decisión, en un contexto difícil ya que el organismo no tiene presupuesto asignado a la campaña 2015-16 del Programa de Control y Erradicación de Lobesia.

La plaga avanza rápido. En junio el organismo había señalado 117 distritos cuarentenados, desde Capital a San Carlos y de Junín a Luján. Y varios focos de 1 km de radio en torno a una captura múltiple del insecto. “Se está estudiando la decisión, pero con más del 60% de afectación, como ya ocurre en la zona Norte de la provincia, corresponde la cuarentena. La situación en Mendoza es complicada”, admitió el director regional Cuyo de Senasa, Carlos Lehmacher.

en el Oasis Centro (San Carlos, Tupungato y Tunuyán), y   Sur (San Rafael y Alvear), donde la plaga afecta a 1.200 hectáreas.
Desde la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas (Acovi) expresaron su preocupación por la expansión de Lobesia y la falta  de acciones para afrontarla. Junto a otras entidades, recibieron una comunicación extraoficial de la expansión de la cuarentena.

Para Acovi, la medida demuestra el fracaso del Programa de Senasa e Iscamen “desde la aparición de la plaga, surgida de errores en el control de barreras fitosanitarias internacionales”.

La incertidumbre es grande,  porque no se aseguran insecticida y feromonas para el tratamiento gratuito. Al respecto, Lehmacher confirmó tanto la falta de presupuesto como la inactividad de la comisión asesora que se reunía en el INV hasta 2014. “Esperábamos  tener definiciones. Pero antes de fin de mes volverá a reunirse para estudiar alternativas”, señaló.

De acuerdo a Daniel Massi, responsable técnico de Acovi, “es importante saber qué hacer hacia adelante, porque las caídas en las trampas demuestran que la plaga está moviéndose fuerte y el daño, asociado a las lluvias, puede propiciar botrytis en las plantas. Esto suma costos para los viñedos  y la falta de recursos hace pensar que  no habrá buen combate. Chile invirtió mucho en feromonas, un método caro pero efectivo porque altera la cópula del insecto y no es dañino para el ambiente”.

Cabe recordar que los productores en áreas cuarentenadas deben cumplir obligaciones fijadas. En tal sentido, el director de Senasa advirtió que ya se elaboraron más de 3.000 infracciones por incumplimiento, “algunos justificados y otros por desinterés, ya que habiendo producto no se aplicó”.

Más información, en el sitio de Senasa: www.senasa.gov.ar , llamar a la línea gratuita 0800 999 2386, al 4984131/4985011, o vía mail a lobesiamendoza@senasa.gov.ar.

 

DESTACADAS