LOS ANDES: Cooperativas vitivinícolas en pie de guerra por crisis de precios

LOS ANDES: Cooperativas vitivinícolas en pie de guerra por crisis de precios

PUBLICADO EL SÁBADO 20 DE DICIEMBRE DE 2014.

Si no llegan entre 300 y 400 millones de pesos para sacar al menos 100 millones de litros de vino, productores asociados a Acovi no descartan salir a la calle en forma de protesta antes de la Navidad.

Los días previos al 25, dicen, serían los momentos culminantes y prometen alterar un poco la paz en tiempos navideños. Es que el sector cooperativo de la vitivinicultura, habitualmente medido y de actitud colaboracionista con las distintas medidas de política económica, acusa el impacto de la crisis que atraviesa el sector  por los excedentes vínicos y precios deprimidos que debilitan los bolsillos de los productores, incluso los que trabajan en asociatividad.

Por eso, si previo a Nochebuena no hay certeza sobre $ 300 a $ 400 millones necesarios para descomprimir el mercado y mejorar la perspectiva de la vendimia 2015, prometen salir a la calle.

“Los productores ya no pueden resistir esta situación. Por lo poco que se pagó la uva y lo que vale el vino, hay gente que ya está pensando en no cosechar y ni hablar de vinificar.

De seguir así, todo se encamina a la desaparición del pequeño viñatero y hacia la concentración de las propiedades en pocas manos y capitales extranjeros”, diagnosticó Eduardo Sancho, presidente de Fecovita y Acovi (Asociación de Cooperativas Vitivinícolas), la voz que se hizo escuchar respecto de lo que puede generar el malestar de las “bases” de esa organización.

Se trata de unas 40 cooperativas y más de 5 mil productores encolumnados detrás del pedido de medidas urgentes para revertir la situación, y dispuestos a manifestarse con ese objetivo.

La receta del complicado cóctel se hizo harto conocida durante la campaña 2014: precios deprimidos ($ 2,40 promedio por el litro de blanco escurrido), plazos de pago de hasta 12 meses y, para peor, un mercado paralizado e inflación galopante en los insumos, casi sin financiación.

Para Rubén Razzano, ex titular y socio de Cooperativa Vitivinícola Giagnoni, se llegó a un límite y el cielo para la cosecha 2015 pinta gris oscuro, como el que cubrió los últimos días a distintos oasis productivos de Mendoza.

Según Razzano, “la situación no da para más. Va a quedar más del 50% del vino stockeado y es probable que se coseche la mitad por las heladas o mucho menos por decisión de los productores, muchos de los cuales están haciendo las labores culturales mínimas y ven imposible el costo de levantar la uva. El factor climático debe incidir en los precios, pero el vino no tiene valor”.

Con el blanco escurrido lejos de los $ 3,20 o $ 3,50 pretendidos (este año las bodegas pagaron alrededor de $ 2,40) y pagos demasiado largos (algunos terminarán de cobrar pasada la próxima cosecha), el cuadro pinta insostenible a esta altura del año porque, al decir de los cooperativistas, “los insumos no se financian salvo para algunas compras que permite el sistema asociativo. Pero con el interés de la plata se hace difícil aguantar”.

La Nochebuena, o el día D
Las promesas extraoficiales de anuncios inminentes para descomprimir la situación no alcanzan, por ahora, a aplacar las intenciones de las cooperativas, que piden más mercado o menos vino.

Entre ellas, constituir un Fondo Fiduciario que financie el bloqueo de los mentados 100 millones de litros (poco más de un mes de despachos al consumo) y su desnaturalización gradual a alcohol durante 2015.

Para eso, se necesita el equivalente a menos del 1% del Presupuesto provincial 2015 que la Legislatura discute actualmente. Pero las dudas subsisten.

A criterio de Sancho, “varias veces se dijo que estaba avanzándose en esos ejes pero al final no pasó nada. Si no se adopta alguna medida concreta antes de Navidad después será tarde, porque lleva semanas la implementación y en enero desaparecen muchos funcionarios. El mercado requiere señales ahora que impacten en el precio de la uva desde febrero”.

Otra opción, que podría dividir las aguas entre distintos sectores, es el porcentaje de diversificación de la uva que llegue con la vendimia 2015: para Acovi, a priori del pronóstico de cosecha, la pauta no debería ser inferior al 35%.

“Si algo se concreta podremos ser más optimistas pero la gente está inclinándose en este momento más a salir a la calle para hacer ver su situación”, cerró Sancho.

En el Valle de Uco analizan sumarse

Al parecer, los productores vitivinícolas cooperativizados no están solos. En una reunión del jueves 18, la comisión directiva de la Cámara de Agricultura y Comercio de Tupungato empezó a considerar la posibilidad de plegarse a la manifestación que tiene en mente Acovi si no hay remedios.

De acuerdo a su presidente, y vice de la Federación Vitivinícola Argentina, Horacio Meli, “coincidimos con el diagnóstico. Más allá del dinero hay mucha bronca porque faltó gestión; del Fondo Fiduciario venía hablándose cuando estaba (el ex ministro) Barg”.

Por eso, según el dirigente, que propone como alternativa un bono obligatorio con garantía de vino a 3 años, “lo planteamos en Comisión Directiva y vamos a tratar con nuestras bases el lunes 22 si nos plegamos a la manifestación, porque se agotaron las instancias y la inacción del Gobierno es grande.

Todo lo que sucede en general repercute en el Valle de Uco: producimos menos y de alta calidad, y si las cooperativas sienten la crisis nosotros más”.

Unos y otros coinciden en que, pasadas las urgencias, lo importante es insistir para que el proyecto de Edulcoración de bebidas con mosto y otros jugos naturales se convierta en ley, “para que la uva no quede colgada en los parrales y los espalderos”.

Por Miguel Ángel Flores Isuani – mflores@losandes.com.ar

DESTACADAS