Podrán bajar el grado alcohólico con «agua vegetal»

Podrán bajar el grado alcohólico con «agua vegetal»

El Instituto Nacional de Vitivinicultura prepara una resolución que dará a conocer la semana próxima incorporando una nueva práctica enológica como es el uso de agua vegetal  para bajar el grado alcohólico de vinos de alta gama.

El agua vegetal es  la que se obtiene en el proceso de concentración de mostos y llegan a ser miles de litros si se suma la producción de todas las empresas mosteras.  Desde hace años que está prohibido almacenar y  guardar esta agua, debe desnaturalizarse y tirarla. Con la nueva resolución del Instituto de Vitivinicultura se plantea reutilizar esta “agua vegetal”.

“Forma parte de la uva que se concentra para el mosto “dijo Guillermo García, presidente del INV,  al explicar que no se trata de un elemento extraño a la uva.

El agua vegetal servirá para bajar el grado alcohólico de aquellos que alcancen los 15 grados sin aumentar la cantidad de litros. Además, la medida servirá para profundizar el control de calidad de todos los vinos y despejar la utilización de colorantes, agua común, vinos averiados o cortes no permitidos.

García explicó que han pedido a las empresas de mostos un balance de existencias de agua vegetal y señaló que  “queremos que esta agua en todos los casos resulte desnaturalizada  pero que se nos permita también la posibilidad del reuso, con ciertos límites, para que esta agua vegetal  pueda terminar en el vino”.

“Finalmente, dijo, queremos aprovechar todos aquellos establecimientos que quieran entrar en un sistema de control  para que puedan utilizar el agua vegetal en uvas con una gran proporción de  azúcar, permitiendo el agua vegetal para todos estos vinos y evitando situaciones ilegales como el uso de agua corriente”.

García explicó que “estamos hablando de 14 grados de alcohol potencial en uvas que son cosechadas sobre maduras y que responden a un porcentaje entre el 2 o el 3 por ciento del mercado argentino”.

Aclaró el titular del INV que “son prácticas enológicas aprobadas en el 2010 por la Organización de la Viña y el Vino y por eso las queremos incorporar en nuestra  legislación dando un paso en la garantía de la genuinidad de nuestros productos”.

Insistió que “con la nueva  resolución permite que estos vinos de alta gama puedan usar el agua vegetal para bajar el grado alcohólico, siempre y cuando mantenga la proporción inicial de la  materia prima”.

DESTACADAS