¿Por qué es necesario un seguro agrícola?

¿Por qué es necesario un seguro agrícola?

Se trata de un proyecto de ley que busca brindarles una herramienta a los pequeños y medianos productores agrícolas y ganaderos del territorio nacional. Incluye indemnizaciones por siniestros, incentivos y beneficios fiscales.

Con el objetivo de proteger y garantizar la continuidad de las explotaciones de los productores agrícolas y ganaderos, el proyecto tiene como eje crear el Sistema Integrado de Seguros Agropecuarios. Así, quienes voluntariamente adhieran al SISA tendrán la posibilidad de acceder a una cobertura combinada y a primas con valores reducidos.

La idea de la iniciativa presentado por el diputado nacional Luis Borsani es fomentar el desarrollo de los medianos y, sobre todo, pequeños productores de todo el país. Beneficio este que alcanzaría a unos 320.000 productores.

Este tipo de seguro multi-riesgo propuesto a nivel nacional, que es complementario de los seguros de las provincias, se brindará cuando los daños ocurridos en las producciones hayan ocurrido por variaciones anormales de agentes naturales. En detalle, los seguros del SISA deberán cubrir -a cambio de una única prima- los daños por granizo, incendio, sequía, heladas, inundaciones, vientos huracanados o cálidos, nevadas, escarchas, exceso de humedad,
plagas, enfermedades y demás adversidades climáticas.


A su vez, la normativa presentada por el diputado nacional por Mendoza incluye indemnizaciones, incentivos y beneficios para los asegurados. Respecto a las primeras, serán evaluadas en base a un porcentaje sobre el valor total de la producción afectada. Dicha cifra podrá llegar al total de la producción estimada, según se especifique en cada póliza, y estarán destinadas a los casos de siniestros.

En lo que tiene que ver con incentivos y beneficios, los adherentes al SISA tendrán la opción de deducir un valor igual al 100% de sus gastos de cobertura en el impuesto a las ganancias. Y, también, se les eximirá la alícuota de IVA a las pólizas de seguro del SISA.
Borsani indicó: “Con el SISA se podrán gestionar políticas de incentivos que lleven a los productores, sobre todo a los pequeños y medianos, a adoptar un instrumento que los libere del riesgo de desaparecer del universo productivo. Eso se logrará con subsidios dirigidos a las primas de seguros en actividades y regiones que se desee preservar de manera estratégica”.

Carlos Iannizzotto, presidente de CONINAGRO comentó que «cree que es necesario aplicar algunas modificaciones como la incorporación de las explotaciones forestales al proyecto, asegurar que la cobertura abarque todas las posibilidades de sufrir daños y perjuicios, asegurar el aporte al Fondo de Sustentabilidad Agropecuario (FSA) mediante el aporte del presupuesto de la Nación en vez de un porcentaje de los derechos de exportación y sería necesario también, pensar otra figura para la gestión, operación y administración del SISA. La Sociedad Anónima (SA) no sería la ideal».

«Hay un corte transversal a nivel país que marca que las economías regionales que no están calzadas en dólares tengan serios problemas», comenta Iannizzotto en un intento por despegar lo que en la zona de La Pampa húmeda con el resto de las economías regionales, en especial la de Mendoza.

El Presidente de Coninagro señaló que «necesitamos un seguro agrícola integral y que abarque todas las contingencias climáticas. Solo en inundaciones hemos tenido pérdidas por más de U$S3.000 millones en el país».

En ese sentido, opinó que «se debería ir a un seguro que no sea un costo más para el productor sino un beneficio más para que los productores nos integremos y estemos amparados».

DESTACADAS