Proyecto ECA: «Una alternativa pedagógica ante la crisis educativa»

Proyecto ECA: «Una alternativa pedagógica ante la crisis educativa»

Dentro del programa de Responsabilidad Social Corporativa de ACOVI, se presentó en Fecovita el programa ECA con el objetivo de mejorar el nivel académico de los hijos e hijas de productores asociados a cooperativas. El proyecto fue presentado por los directivos de Fundación Pilar, entre ellos Cecilia Martínez, directora del mismo, y Eduardo Sancho, presidente de Fecovita y Acovi.

El ECA, Estímulo Cognitivo al Alumno, es una alternativa pedagógica en virtud de la crisis educativa que hay en todas las escuelas que trae como resultado el fracaso escolar de nuestros alumnos. “Lamentablemente la escuela ha perdido identidad. Ya no es la institución la que enseña, sino la que contiene, la que da de comer, la que atiende a los chicos psicológicamente y el maestro ha dejado su papel de enseñar. Esto se ha visto reflejado no sólo a nivel nacional sino también a nivel internacional”, expresó la Licenciada Cecilia Martínez de Salomón, Directora del Proyecto ECA y profesional del Área Psicopedagógica de la Fundación Pilar.

Entre los datos que brinda el último programa de evaluación PISA (Programa Internacional para Evaluación de Estudiantes) se encuentra la alarmante cifra de bajo rendimiento escolar: De 28 millones de adolescentes evaluados en matemáticas, en ciencias y en lectura ha reflejado que 11 millones han desaprobado en matemática, 9 millones en lectura y 8 millones en ciencias. Es una caída estrepitosa en los últimos años. En este sentido, Argentina tiene los peores resultados: de 64 países evaluados, Argentina está en el puesto 59.

En este sentido, Martínez de Salomón manifestó que “la crisis es mundial. Tenemos que aplicar estrategias para elevar ese nivel académico. La escuela tiene un problema de contenidos y problemas familiares. El inconveniente pasa en que el Estado no tiene como prioridad el hecho educativo. Es alarmante ver y tener tan bajo nivel de rendimiento de nuestros alumnos”.

“¿Cómo se traduce socialmente? El chico que no estudia, abandona la escuela. Cuando abandona la escuela, carece de las herramientas básicas que necesita la sociedad de él. Esa situación compromete el desarrollo cultural, social, económico de un país por eso están todos tan preocupados a nivel mundial”.

«En esta situación, los estudiantes son víctimas, porque las escuelas no están apoyadas por el gobierno escolar, los maestros no están capacitados. La escuela que tenemos es una escuela aburrida. No está a la altura de la tecnología de hoy, entonces el alumno se aburre y no estudia. Los rendimientos son bajos hasta en aquellos alumnos que no tienen ningún problema de aprendizaje porque están desmotivados. Se necesita una evaluación más gradual y global del asunto».

La Licenciada a cargo del proyecto, e integrante de la Fundación Pilar, explicó que con ECA “intentamos dar algunas alternativas y estrategias de apoyo escolar. Dar un seguimiento personal, con diagnóstico, viendo dónde está la dificultad, un seguimiento de contenidos, de hábitos de estudio y luego una comunicación con las familias y las instituciones a las que asisten”.

“Lo vamos a hacer como un proyecto a contra-turno, son clases que se van a dar de lunes a jueves en las materias donde veamos que hay mayor dificultad, con la presencia de una encargada pedagógica quien dará seguimiento y diagnóstico. Es un trabajo interdisciplinario. La idea es que el chico tenga éxito en sus estudios y que supere las dificultades”, puntualizó.

DESTACADAS