Tecnopulverización: Innovación para aumentar la eficiencia de las aplicaciones fitosanitarias

Tecnopulverización: Innovación para aumentar la eficiencia de las aplicaciones fitosanitarias

Desde el área de Servicios Cooperativos Vitivinícolas se continúa trabajando para poder traer a nuestro territorio y a los pequeños y medianos productores, aquellos desarrollos que mejoren la competitividad de sector, siempre tratando de adaptar la tecnología al alcance de cada productor cooperativista.

En este marco, el 29 de agosto, técnicos de Servicios Cooperativos Vitivinícolas visitaron la finca del sr Ramón Herrera, productor de la Cooperativa Productores de Junín, para realizar un ensayo de aplicación fitosanitaria con tecnopulverización y comprarlo con el sistema tradicional de aplicación de herbicida.

La tecnopulverización es un sistema que introduce un equipamiento de última generación, integrado por unos cabezales centrífugos que son comandados por un software que permite regular el tamaño de la gota según sea la aplicación requerida. Así, determina una aplicación más eficiente y logra una disminución notable en el volumen de aplicación. Este ahorro que genera para el productor incrementa su rentabilidad.

Además, el equipamiento cuenta con una central meteorológica, la cual permite ir viendo en tiempo real el éxito de la aplicación. Vale mencionar que este equipamiento es más amigable con el ambiente, ya que logra reducir los volúmenes de aplicación.

Gonzalo Menéndez, técnico asesor de la Coop. Productores de Junín explicó: “Elegimos a este productor porque tiene un problema grande de falta de gente y de muchas hierbas. El año pasado compramos una aplicadora de herbicida y queríamos probar esta nueva tecnología”.

Los resultados fueron sorprendentes: “La tecnopulverización permite disminuir sustancialmente la cantidad de agua que se usa. Hablamos de 20 litros de agua contra los 200 que usamos con la aplicadora, es decir sólo el 10%. Esto también ahorra mano de obra porque con un solo tanque se hace la aplicación en 10 hectáreas”, comentó el ingeniero.

“A su vez, las gotas van más concentradas, lo cual también reduce la cantidad de herbicida que se coloca por hectárea. Entonces se ahorra tiempo, mano de obra, agua y también herbicida. Son muchos beneficios y una buena disminución de costos. Así ganas operatividad y eficiencia en la operación”, añadió el técnico asesor.

Es importante mencionar que este tipo de maquinarias no debe ser de apropiación individual, ya que la capacidad operativa superará la utilidad por parte del productor. En tanto, son una buena herramienta para sumar a las unidades de servicios de las cooperativas.

DESTACADAS